jueves, 23 de julio de 2020

La noche más negra



Cuesta escribir sobre lo que paso ayer en el City Ground, el Nottingham Forest lo tenia todo en su mano para acceder al play-off después de nueve largas temporadas pero todo se vino abajo en un trágico final de partido, que supuso quizás la peor derrota del Forest desde aquella noche de mayo de 2007 cuando el Yeovil Town eliminó al Forest del play-off de ascenso a Championship.

El Forest llegaba a este último partido con una pésima racha de cinco partidos sin ganar, y con muy malas sensaciones sobre todo por el último partido ante el Barnsley. Ante el colista, Lamouchi planteó un partido buscando descaradamente el 0-0 que clasificaba al Forest pero todo saltó por los aires por otro gol en el descuento (igual que contra el Wednesday o contra el Derby).

Así con todo solo le faltaba sumar un punto ante el Stoke que no se jugaba nada para asegurarse la clasificación, además en caso de derrota tenia un colchón de 5 goles respecto al Swansea que jugaba en Reading. Suficiente para cualquier equipo que no sea el Forest, en un alarde de autodestrucción el Forest se hundió de manera miserable en la segunda mitad y dio alas a un Swansea que empezó a pensar que el milagro era posible.

Y eso que al descanso la cosa no pintaba mal del todo a pesar de ir perdiendo el Forest por 0-1 por un gol de Batth, un resultado engañoso porque el Forest había gozado de ocasiones clarísimas por medio de Grabban y Lolley. Además el Swansea no pasaba del empate contra un Reading eso si con diez. Y aún mejoro con el gol de cabeza de Figueireido, que establecía el 1-1 con menos de media hora de juego por delante. Y entonces llegó el desastre, 2 goles del Stoke en apenas cinco minutos situaron un preocupante 1-3, mientras en Reading el partido iba ya 1-2 pero el Swansea contra 10 fue a por todas marcando en el 84 y en el 91. El Forest fue incapaz de marcar el gol que le hubiera clasificado y en un último contraataque Da Costa se introducía el balón en la portería para cerrar una noche negra y que tardará en olvidarse.

Se pueden hacer muchos análisis del final de temporada del Forest; hubo bajas importantes como Lolley, Cash o Samba en algunos de estos últimos partidos, Lamouchi que estaba haciendo un buen trabajo se ha visto superado en varios partidos con planteamientos y cambios extraños, los fichajes de invierno no han aportado prácticamente nada, el equipo ha acabado agotado y haciendo un fútbol cada vez más ramplón. Mil causas pero la realidad es que solo ha sacado tres puntos en los últimos seis partidos y ha perdido una oportunidad increíble de jugar un play-off de ascenso a la Premier que ya veremos cuando se vuelve a presentar. También es verdad que antes del parón tampoco el Forest estaba para tirar cohetes; tras ganar al Leeds en febrero solo ha logrado tres victorias en quince partidos, números insuficientes para pensar en ascender.

Por dinámica y estado de forma el Forest en el play-off hubiera tenido muy complicado el ascenso pero estabas a solo tres partidos de alcanzar la Premier, y algunos de los posibles rivales como el Brentford llegan un poco tocados moralmente al haber perdido el ascenso directo en el tramo final. Alguna opción había de volver a la Premier 21 años después.

Ahora toca levantarse y empezar a preparar la siguiente temporada en Championship, una categoría que por otra parte me encanta pero que un año estás peleando por ascender y otro por evitar el descenso. Así que toca preparar muy bien la próxima temporada, veremos sin con Lamouchi en el banquillo, aunque creo que se merece una nueva oportunidad por lo que había mostrado el equipo antes de este triste final de Liga. Supongo que habrá alguna salida de jugadores importantes para cuadrar las cuentas y varios fichajes que espero tengan un impacto mucho mayor que los del pasado enero.

El sueño de la Premier deberá esperar.

jueves, 28 de mayo de 2020

De Madrid al cielo, 40 años después


Hay un dicho muy típico de los madrileños que dice “De Madrid, al cielo”. Para los que no son de Madrid suena un poco prepotente, hay que reconocerlo, pero para el Nottingham Forest fue una gran verdad. Hoy se cumplen cuarenta años de la culminación del milagro del Nottingham Forest, la segunda Copa de Europa de los chicos de Brian Clough y Peter Taylor conseguida con una muy sufrida victoria (1-0) ante el todopoderoso Hamburgo de Kevin Keegan. Si Trevor Francis fue el héroe en Múnich un año antes, la historia se reservó el momento de mayor gloria para el ‘gordito’ escocés John Robertson. Nunca un guión futbolístico pudo escribirse mejor.

Hay muchos momentos de esta maravillosa historia del Forest que tienen algo de especial, desde eliminar al Liverpool en primera ronda a los durísimos partidos en Alemania. Este pasado ilustre del Forest, cada día más lejano pero a la vez tan presente, es uno de los atractivos del club. Cuanto más conoces y sabes sobre la improbable hazaña que Brian Clough y sus chicos construyeron en una pequeña ciudad industrial del centro de Inglaterra, más te atrae. Y así nos ha pasado a un grupo de españoles aficionados al fútbol que nos hemos ido encontrando por las redes gracias a nuestra pasión (alguno diría locura tras los años de Fawaz Al Hasawi) por el Forest.

Para todos nosotros, los #SpanishReds, la final de 1980 es quizás un poco más emotiva porque se disputó en España, y así siempre tendremos un vínculo más sentimental con el Forest y con aquellos jugadores que nos llevaron de la segunda división al estrellato europeo. La segunda Copa es un poco más nuestra.
Celtic, Feyenoord, Aston Villa, Hamburgo, PSV Eindhoven, Estrella Roja, Olympique Marsella, Borussia Dortmund y Chelsea. Todos ellos son clubes históricos, en mayor o menor medida. Tienen algo en común, son campeones de Europa…¡pero sólo una vez!
Si ganas la Copa de Europa una vez, puede quedar la sensación de que ese equipo tuvo un buen año, tuvo suerte o se le apareció la Virgen de Lourdes. Vamos, como al Leicester City en la liga. Pero el Nottingham Forest no pertenece a ese club, porque fue capaz de repetir un año después de su primer título.
Ese gol de Robertson en el Santiago Bernabéu ante el Hamburgo confirmó al Forest como un equipo especial en Europa, un grande. Un equipo que nos demostró, que con trabajo y confianza los milagros existen y se puede pasar de visitar el Edgar Street a ser bicampeón de Europa en uno de los estadios más emblemáticos de la Copa de Europa en sólo 4 años.

La segunda final se jugó el 28 de Mayo de 1980, en plena efervescencia de la Movida Madrileña, aquel movimiento cultural hedonista que recorría las calles de Malasaña en Madrid y que también supuso un renacer cultural en otras ciudades como Valencia. Sin embargo, esa libertad, esa tremenda explosión creativa de la Movida no se trasladó en exceso al césped del Bernabéu. En realidad los dos equipos disputaron un partido duro y de pocas ocasiones. La prensa española de la época lo calificó de malo, mientras que algunos futbolistas en activo que lo presenciaron supieron apreciar los detalles de aquel fútbol más táctico que creativo. La Vanguardia se quejó del ‘monocorde ritmo’ del partido y declaró que ‘el futbol de ataque no tuvo premio en la final de la XXV Copa de Europa’.  “Repitió el Nottingham”, tituló el Diario AS en portada, con una foto gigante de John McGovern levantando la orejona. “Un gol de Robertson y las paradas de Shilton decidieron”, explicaba el rotativo madrileño en su edición del 29 de mayo de 1980.
Cierto es. La final se decidió en un momento de brillantez de John Robertson, el futbolista al que Brian Clough llamaba Picasso. Y también es cierto que en algunos momentos de la segunda parte el Forest se encerró en el área, como recogen las crónicas. Pero ganó. Y a nosotros nos vale.
España atravesaba unos momentos convulsos cuando recibió al Forest y sus ruidosos aficionados. La final debía ser en parte un ensayo para la organización del Mundial 1982, el de Naranjito. El partido no despertó excesivo entusiasmo en Madrid. Las gradas solo se llenaron a la mitad, dejando a la vista mucho cemento. La inmensa mayoría de los aficionados en el Bernabéu aquella tarde eran ingleses o alemanes. Los madrileños sólo lo vivieron de lejos, quizás porque el Real Madrid había sido eliminado en semifinales por el Hamburgo.



El mismo día de la final, a un par de kilómetros del Bernabéu, los políticos españoles debatían una moción de censura en la Carrera de San Jerónimo contra el presidente del gobierno, Adolfo Suárez. Aquella moción de censura no prosperó por tan solo 24 votos y Felipe González, el candidato que la promovió, tuvo que esperar hasta 1982 para llegar al gobierno. Adolfo Suárez acabó dimitiendo meses más tarde y en Febrero de 1981 la joven democracia española vivió uno de sus momentos más tensos con el intento de golpe de estado durante la sesión de investidura de Leopoldo Calvo Sotelo.
A pesar del limitado interés por la final, el debate en el Congreso de los Diputados fue relegado al segundo canal de Televisión Española. El famoso UHF. La final y el Forest, como no, se emitieron por la primera cadena. Los niños españoles, más contentos que nada, fueron testigos en directo de las diabluras de Robertson y los ‘Miracle Men’ de Brian Clough.

Aunque pocos, sí hubo Madrileños que vivieron aquella final con interés. @tote_alkor, uno de los miembros de los #SpanishReds nos relata lo que vivieron su padre y su abuelo aquel día de Mayo de 1980:

“Mi padre me contó una vez lo que fue esa tarde de 1980 para él y para mi abuelo. Por aquel entonces mi abuelo era árbitro de la Federación Madrileña y esa mañana pitó un partido en Canillejas, al que fue con mi padre, que tenía 15 años. Al terminar de comer, en un bar no muy lejos de allí, empezaron a ver gente que ‘hablaba raro’, eran los ingleses, vestidos de rojo: eran los del Forest. Union Jack’s, banderolas con árboles y camisetas cortas sobre pantalones de pana, así los recuerda mi padre. Los dos se acercaron al Bernabéu para ver el ambiente y en poco se marcharon a un bar, ya cerrado, que estaba cerca de la calle General Perón: allí vieron el partido con unos amigos de mi abuelo y algún que otro ‘guiri’ inglés y alemán, en un televisor enano junto con trinaranjus, coca colas y chatos de vino. Esa tarde de verano fue única, ni mi abuelo ni mi padre imaginaban lo que ese día supondría para la historia. No importaba quién ganara, aunque al final ganaron los buenos, los de la Union Jack y las banderolas con árboles, los que un año antes conquistaron el Olímpico de Múnich y dejarían marcada la huella de sus botas en la historia.”

Estaba claro, @tote_alkor no podía ser de otro equipo inglés que no fuera el Forest. Le viene de familia.



En 1980 no existían, por supuesto, ni Easyjet ni Ryanair. Viajar de Nottingham a Madrid no era tan fácil como ahora. Los aficionados del Forest se embarcaron en largos viajes en autobús o barco pasando por Francia. Sólo algunos pudieron darse el lujo de usar el avión.

Nottingham, recordemos, es una ciudad obrera e industrial, que en 1980 empezaba a sentir la crisis de la minería y las políticas ultraliberales de Margaret Thatcher.

Los primeros seguidores del Forest llegaron a Madrid el lunes. Como es habitual, los ingleses se juntaron en las plazas de la capital, probando las cervezas locales en amplias cantidades. Según el Diario AS, muchos se alojaron en hoteles cercanos a la Plaza de España. Y los que no tenían hotel durmieron en los banquillos. Dos hinchas fueron detenidos por nadar borrachos en calzoncillos en la fuente de la plaza. Vamos, lo normal.


Algunos de los afortunados que pudieron desplazarse en avión a Madrid fueron Bryan y Bev, que han tenido la amabilidad de contarnos sus recuerdos de aquel viaje a Madrid. Ya jubilados a sus más de 70 años, Bev y su marido Bryan siguen acudiendo a City Ground, donde son abonados junto a sus tres nietos. Ahora, claro, sufren bastante más que en 1980. Volaron a España desde el aeropuerto de Stansted, cerca de Cambridge, el mismo día de la final y llegaron al Bernabéu sobre las seis y media de la tarde, directamente desde Barajas.

 Con 32 años, Bryan era por aquel entonces ya un ‘veterano’ de las gradas del Forest, al que empezó a seguir en 1967 y acompañó, junto a Bev, en alguno de sus momentos más históricos, como la semifinal en Amsterdam o la trágica semifinal de Copa inglesa en Hillsborough contra el Liverpool. Bryan y Bev no pudieron disfrutar mucho de Madrid por falta de tiempo, pero sí que conocieron a algunos locales tras el partido, “todos iban con el Forest”, nos explica Bryan. Por la noche, la fiesta se desmadró un poco, “en el hotel había muchos seguidores del Forest y no paraba de correr el champán y la cerveza”, cuenta con una media sonrisa. “Hubo bastantes madrileños que se unieron a la fiesta”. Sí, a los españoles nos gusta celebrar, para qué negarlo.

Bryan reconoce que por aquel entonces ni siquiera ellos podían creer lo que le estaba pasando al Forest: “Nunca podíamos haber imaginado llegar a ganar esos títulos, era algo verdaderamente imposible de creer; además, no había tanta cobertura mediática como hoy en día, era algo totalmente distinto”.

Recientemente, encontraron las fotos de su viaje a Madrid.




Bev a punto de embarcar dirección Madrid.




Bryan en su camiseta: ‘El ejército del Forest de matadores marchan sobre Madrid’. ¡Qué español!
Una de las múltiples anécdotas del partido la protagonizó Peter Shilton el mismo día de la final. Unas horas antes del encuentro Shilton quería hacer algunos ejercicios de calentamiento. Puesto que no pudo encontrar césped en las inmediaciones del hotel en el que estaba concentrado el Forest, ni corto ni perezoso Clough y el entrenador de porteros se lo llevaron a una rotonda en pleno Paseo de la Castellana. Fue el único lugar que encontraron con algo de hierba. No les debió de ir mal aquel entrenamiento rodeado de coches y madrileños atónitos, porque Shilton fue una muralla ante la artillería alemana.
El Forest, recordemos, defendía título y ya no era el equipo casi desconocido que había sorprendido en la temporada anterior. Mantenía prácticamente la plantilla que había logrado la Copa de Europa y partía como uno de los favoritos. En la primera ronda le correspondió el Osters sueco, un equipo que presentaba el aval de haber derrotado en su Liga al finalista de la Copa de Europa anterior, el Malmö. En el primer partido jugado en City Ground los suecos mantuvieron durante muchos minutos su puerta a cero pero finalmente el Forest logró una buena renta de 2-0 gracias a los goles de Bowyer. En la vuelta en Suecia, el Osters se adelantó en el marcador sembrando los nervios en el campeón pero Woodcock marcó el empate definitivo que suponía la clasificación.
En segunda ronda el sorteo deparó otro equipo bastante desconocido, el Argeș Pitești rumano. En el partido de ida jugado en Nottingham el resultado fue el mismo que en la ronda anterior, un 2-0 con goles de Birtles y Woodcock. El Forest dejaba así la eliminatoria bastante decantada. En el partido de vuelta el Forest no dio opción y volvió a imponerse por 2-1 con goles de Bowyer y Birtles, el instalador de moquetas convertido en goleador estrella por Clough y Taylor. Esta fue la última eliminatoria que jugó Tony Woodcock que fue traspasado al Colonia poco después.
En cuartos de final el rival fue el Dinamo de Berlín de la antigua RDA. El partido de ida jugado en City Ground supuso la primera derrota del Forest en casa en la Copa de Europa, los alemanes vencieron 0-1 dejando la eliminatoria muy complicada para la vuelta. El Forest debía vencer en Berlín para llegar a semifinales, pero además llegó a Berlín con la moral tocada tras perder cuatro días antes la final de la Copa de la Liga por 1-0 ante el Wolverhampton. No fue fácil, pero los de Nottingham sacaron la casta de campeón y ganaron 1-3 dejando helado al público berlinés y a la STASI. Francis que hizo un partidazo con dos goles y Robertson de penalti sellaron el pase a semifinales.
En semifinales el rival del tenía mucho más nombre e historia que en las anteriores eliminatorias, el Ajax de Amsterdam se presentaba como un hueso muy duro de roer. En la ida jugada en el City Ground, el Forest volvió a recuperar su solidez jugando de local y venció por 2-0 al Ajax con goles de Francis y Robertson. Una vez más, los delanteros estrella allanaban el camino. En la vuelta, jugada en el Olímpico de Amsterdam en medio de un gran ambiente, el Ajax se adelantó en el minuto 66 por medio del danés Soren Lerby pero el Forest supo mantener su ventaja mínima para clasificarse por segundo año consecutivo a la final. No suele ser muy reconocido pero el Forest de Brian Clough era tan bueno atacando como defendiendo. Era un equipo con muchos registros. En la final lo demostraría con creces.
Si en el camino hasta Madrid la piedra más dura fue, sin duda, el Dinamo del Berlín Oriental, otro club alemán, esta vez del lado occidental del muro, pondría el título muy difícil en la final. El oponente fue el Hamburgo que se presentaba como favorito debido a la presencia en sus filas de Kevin Keegan, considerado uno de los mejores jugadores del mundo en ese momento. Además, el Forest contaba con la baja por lesión de su estrella y héroe de Múnich, Trevor Francis.
El Hamburgo había eliminado al Valur islandés, al Dinamo de Tbilisi, al Hadjuk Split con muchos apuros y en semifinales al Real Madrid. Los alemanes remontaron el 2-0 de la ida en el Bernabéu con un impresionante 5-1. Ya se sabe, el fútbol es un deporte en el que juegan dos equipos y siempre ganan los alemanes. Salvo que enfrente esté el Forest. Clough sorprendió una vez más a todos sacando de titular al jovencísimo Gary Mills de 18 años en sustitución de Francis. El Forest realizó un partido muy serio y supo mantener a la perfección la renta lograda con el gol de Robertson a los 21 minutos, Shilton fue decisivo con algunas grandes paradas. En la segunda mitad del partido un contraataque le dio a Gary Birtles, el instalador de moquetas, la oportunidad de sentenciar. Pero se dejó el balón atrás en el césped irregular del Bernabéu y el Forest tuvo que sufrir el último asalto alemán.

El Nottingham Forest volvía a proclamarse campeón de Europa con la siguiente alineación; Peter Shilton, Viv Anderson, Larry Lloyd, Kenny Burns, Frank Gray, Martin O'Neill, John McGovern, Ian Bowyer, John Robertson, Gary Mills y Garry Birtles. Suplentes utilizados: Bryn Gunn, John O'Hare.



Y con ello unió su nombre para siempre al de la ciudad de Madrid y a España. Para nosotros, los #SpanishReds, es un honor haber tenido un pedacito de la historia de nuestro equipo tan cerca de casa. Además nos ha permitido colaborar en este pequeño homenaje al 40 aniversario de aquella segunda Copa de Europa. Desde España mandamos un cariñoso saludo para todos los seguidores del Forest que hoy estén recordando de Madrid y aquella final. Ojalá podamos vernos pronto en City Ground celebrando más alegrías del Forest. Si queréis participar, usamos el hashtag #SpanishReds en Twitter.
Los #SpanishReds son un grupo de seguidores españoles del Forest que han formado una peña no oficial tras irse conociendo en las redes sociales desde 2008. Contamos además con un “español” de Southampton al que hemos adoptado. 
Han colaborado en la redacción @cityground74, @tomvvardle, @tote_alkor, @samutmb, @forestlive y @Jose_J95. Now, Then, Forever. Forest. C’mon you Reds!


martes, 5 de mayo de 2020

Historias del Forest: El ascenso a la Premier de 1994 (Año 1 después de Clough)


El descenso de 1993 fue un shock para el Nottingham Forest, supuso un final traumático para la época dorada de Brian Clough y el club volvía a la Segunda división inglesa diecisiete años después, además un descenso que solo un año anterior era casi impensable tras varios años ganando incluso títulos y con buenas clasificaciones en Liga.

Para afrontar el reto de volver a la Premier lo antes posible y sustituir a una leyenda como Clough, el Forest eligió como manager a Frank Clark antiguo miembro del equipo campeón de Europa de 1979. Clark tenía varios años de experiencia como manager en el Leyton Orient pero sin resultados excesivamente llamativos.

Con el descenso el Forest perdió a dos de sus mejores jugadores; Roy Keane fue traspasado al Manchester United y Nigel Clough al Liverpool. Pero pudo mantener a otros jugadores de gran nivel como Steve Chettle, Scott Gemmill, Steve Stone, Ian Woan y sobre todo al gran capitán Stuart Pearce que a pesar de ser un fijo en la selección inglesa no abandonó al Forest en el descenso. Además con las muchas libras obtenidas por los traspasos pudo hacer varios fichajes como los delanteros Jason Lee y Stan Collymore ambos procedentes del Southend, el medio galés David Phillips (Norwich) el defensa Colin Cooper del Millwall y los internacionales noruegos Alf-Inge Haaland (padre del delantero de moda del Borussia Dortmund) y Lars Bohinen.

Así que la plantilla era a priori de garantías para pelear el ascenso a la Premier pero la temporada comenzó fatal, en la jornada 14 el Forest solo había ganado cuatro partidos y estaba bastante lejos de los puestos de ascenso y play-off. Pero una victoria en noviembre por 0-3 en Birmingham fue el punto de inflexión de la temporada para el Forest que encadenó trece partidos sin perder que le permitió escalar posiciones en la tabla. En febrero llegó otro bache sumando solo un punto en tres partidos, incluida una dolorosa derrota por 2-1 ante el Notts County en el derbi local. Pero el equipo se repuso firmando un final de temporada casi perfecto, con solo una derrota (en Portsmouth) en los últimos dieciséis partidos.

Tras vencer por 0-2 al Derby County con goles de Cooper y Stone, el Forest viajaba a Peterborough para afrontar el primer match-ball para lograr el ascenso a falta de tres jornadas para el final. London Road parecía un pequeño City Ground, el Peterborough era el colista y estaba descendido. Todo parecía de cara pero el partido comienza de manera horrible para el Forest que pierde 2-0 a los quince minutos, pero dos goles de Collymore y otro de Pearce dan la vuelta al marcador para conseguir el ascenso matemático a la Premier.

El Forest terminó segundo en la clasificación tras el Crystal Palace y logro a la primera el retorno a la Premier. Stan Collymore fue el máximo goleador de la temporada con 25 goles y un jugador clave para lograr el ascenso, se mostró imparable con su velocidad y potencia para las defensas de la First Division. Aunque el premio de mejor jugador de la temporada recayó en David Phillips que estuvo a un nivel esplendido durante todo el curso.

Con la misma base de jugadores del ascenso más el fichaje del holandés Brian Roy, el Forest terminaría tercero en la Premier la temporada siguiente, pero esa es otra historia.

Resumen de la temporada 1993/94


lunes, 27 de abril de 2020

Historias del Forest: El último ascenso a la Premier (1997/98)


Antes de la suspensión de la Championship como el resto de las grandes ligas Mundiales por la pandemia del Coronavirus, el Nottingham Forest ocupaba la quinta posición y soñaba con volver a disputar los play-off de ascenso a la Premier nueve años después. Ahora habrá que esperar si se puede volver a retomar la competición y terminar la temporada que no parece sencillo.

Así que no es mal momento para recordar la última vez que el Forest logró el ascenso a la Premier League en la temporada 1997/98, lastimosamente descendió la temporada siguiente y desde entonces no ha logrado el tan ansiado retorno a la máxima categoría del fútbol inglés.

Tras el descenso en 1993 en la última temporada de Brian Clough en el banquillo del Forest ya muy disminuido por sus problemas con el alcohol, el Forest retornó a la Premier la temporada siguiente de la mano de Frank Clark antiguo miembro del mítico Forest de finales de los 70. El Forest se consolidó rápidamente en la Premier, con un meritorio tercer puesto en la temporada 1994/95 y alcanzando los cuartos de final de la Copa de la UEFA en la temporada siguiente. Pero la temporada 1996/97 fue un autentico desastre, acabando el Forest colista y cayendo a la First Division por segunda vez en cuatro años.

El Forest afrontaba la temporada 1997/98 con el único objetivo del ascenso y con Dave Bassett en el banquillo. Bassett había tenido mucho éxito en los años 80 llevando al modesto Wimbledon de la 4ª División hasta la Primera. Posteriormente también había logrado varios ascensos con el Sheffield United. Así que parecía un buen candidato para el reto de devolver al Forest a la Premier.

En el verano se habían producido las salidas de jugadores emblemáticos del Forest como el capitán Stuart Pearce que se fue al Newcastle, Haaland al Leeds y Brian Roy al Hertha. Mientras los fichajes más destacados habían sido Andy Johnson (Norwich), Alan Rogers (Tranmere), Geoff Thomas (Wolverhampton) y Hjelde (Rosenborg).

El Forest comenzó la temporada de manera brillante con cuatro victorias consecutivas y goleando en sus partidos como local. Tras un pequeño bache en septiembre, el Forest mostró una gran regularidad durante el resto de la campaña, con un gran final de Liga con cinco victorias y dos empates en las últimas siete jornadas.

La principal baza del Forest esa temporada fue la presencia de dos grandes artilleros y que formaron una dupla letal como fueron el holandés Pierre Van Hooijdonk con 29 goles y Kevin Campbell con 23 tantos. Aunque el gol más recordado esa temporada fue el conseguido por Bart-Williams en la penúltima jornada ante el Reading en el City Ground que supuso el 1-0 y certificó el ascenso a la Premier. La fiesta en el estadio fue total con los jugadores celebrando con la afición en las gradas.

El equipo tipo esa temporada fue Beasant; Cooper, Chettle, Lyttle, Rogers; Andy Johnson, Gemmill, Stone, Bart-Williams; Campbell y Van Hooijdonk. Otros jugadores como Hjelde, Bonalair, Thomas y Woan también tuvieron su protagonismo.

Además el Forest concluyó como campeón por delante del Middlesbrough, la otra plaza de ascenso se la llevó el Charlton Athletic en los play-off.

Los dos héroes del ascenso no tuvieron un buen final en el Forest; Van Hooijdonk estuvo dos temporadas y media en el Forest, y solamente rindió a un gran nivel en la temporada del ascenso, mientras su cifra de goles en la Premier fue bastante floja. Llegó al Forest en enero de 1997 desde el Celtic para intentar salvar al equipo pero solo hizo un gol, y en la temporada 1998/99 solo pudo marcar seis goles que no evitaron el nuevo descenso del Forest. Además esa temporada tuvo problemas con la directiva, se declaro en huelga al inicio de la Liga para ser traspasado, y finalmente en verano de 1999 fue traspasado al Vitesse donde recuperó el olfato goleador.

Kevin Campbell fue traspasado al Trabzonspor nada más terminar la temporada, una decisión bastante discutida y que fue el detonante del enfado de Van Hooijdonk con la directiva. Tras una efímera aventura turca, Campbell hizo una buena carrera en el Everton.

El traspaso de Campbell, el poco acierto en los fichajes y el enfado de Van Hooijdonk fue el principio del fin del Forest que hizo una nefasta temporada en la Premier. Termino último con 30 puntos y eso que maquillo algo la puntuación ganando los últimos tres partidos de Liga cuando ya estaba descendido. Estuvo sin ganar 18 jornadas entre agosto y enero, y en febrero recibió una de las peores derrotas de su historia al perder 1-8 en el City Ground ante el Manchester United.

Este es el resumen del Forest-Reading que supuso el último ascenso a la Premier.



jueves, 2 de enero de 2020

Dulce Navidad


El Forest afrontaba el intenso periodo de partidos navideños con bastantes dudas tras cinco jornadas sin conocer la victoria, incluidas dos derrotas en los últimos partidos, una de ellas muy dura como el 0-4 en el City Ground ante el Sheffield Wednesday, con bastantes aficionados del Forest abandonando las gradas al descanso cuando el luminoso ya reflejaba ese definitivo 0-4.

En el Boxing Day el Forest viajaba para enfrentarse a un mejorado Hull City, con el agravante de los pésimos resultados obtenidos por el Forest cuando juega de visitante en el Boxing Day, no ganaba desde 1991 cuando lo hizo ante el Tottenham Hotspurs. Pero el Forest logro por fin romper su maleficio y se impuso por 0-2 con doblete de Lewis Grabban que ha sido el gran protagonista de estas navidades para los reds con sus cuatro dianas. Se adelantó el Forest en el minuto once gracias a un penalti muy claro cometido sobre Sow que además se lesionó en la jugada, el primer penalti que le pitaban al Forest a su favor en toda la temporada. La sentencia llegó en el 82’ en una buena contra entre Silva y Grabban que este no perdonó. Felicidad completa.

El domingo 29 llegaba al City Ground un necesitado Wigan que era colista, fue un partido bastante flojo del Forest al que salvo la nulidad rematadora de los latics que dominaron y llegaron bastante más. Grabban desaprovecho la única ocasión clara de los reds en la primera mitad, y a los 60 minutos un cabezazo de Figueireido a la salida de un córner sacado por Silva hizo el 1-0 final. De allí al final el Forest resistió como pudo y sobre todo gracias a Samba que le detuvo a Windass un penalti cometido por Semedo. Con muy poco brillo pero otros tres puntos a la buchaca.

Y el 2020 comenzaba con el Forest recibiendo a un peligroso Blackburn Rovers al que derrotó por 3-2 con goles de Lolley mediante un centro-chut a los 22 minutos y con un nuevo doblete de Grabban, con un tanto de penalti cometido sobre Lolley a los 25 minutos y otro ya en la segunda mitad al aprovechar con un certero cabezazo una buena asistencia de Ameobi, los goles de los Rovers fueron obra de Downing a los 39’ y de Worrall en propia meta a los 71’ que hizo que el final del partido fuera bastante emocionante. Aunque Silva pudo hacer el cuarto pero su lanzamiento de falta fue bien respondido por una esplendida intervención de Walton.

Inmejorables navidades y comienzo del año para el Forest con su pleno de nueve puntos, justo antes de afrontar la tercera ronda de la FA Cup este sábado en Stamford Bridge ante el Chelsea. Veremos si Lamouchi opta por sacar muchos suplentes, espero que saquemos un equipo competitivo aunque es cierto que algunos de los que más han jugado necesitan un poco de descanso por el enorme esfuerzo de jugar tres partidos en tan corto espacio de tiempo. Lo ideal sería hacer 4 o 5 cambios para dar entrada a jugadores que necesitan minutos como Dawson, Ribeiro, Yates o Adomah.

Comienza el periodo de fichajes donde seguro hay novedades tanto en llegadas como en salidas.

jueves, 21 de noviembre de 2019

Un Forest que sueña


Cuando se lleva disputada más o menos un tercio de la temporada, el Nottingham Forest disfruta de una posición de privilegio, siendo quinto con 28 puntos a cinco puntos del líder WBA y a solo tres puntos del Leeds y Preston que empatan en la segunda posición. Además el Forest tiene la ventaja de haber disputado un partido menos que todos sus rivales, su partido aplazado en su momento contra el Reading se recuperará en enero. La clasificación está muy apretada con los diez primeros clasificados separados por nueve puntos.

La afición del Forest ha comenzado a ilusionarse con pelear nuevamente por el ascenso a la Premier, algo que desgraciadamente hace muchas temporadas que no sucede. Volver a la Premier después de 20 años no parece un sueño tan lejano como hace unos meses. Y eso que la temporada empezó de manera convulsa con la salida de O’Neill y la llegada de Lamouchi recién comenzada la pretemporada. Pero uno de los grandes culpables del buen momento del Forest es el técnico Sabri Lamouchi que se ha adaptado perfectamente al club y a la categoría. El entrenador francés ha logrado que el Forest sea un equipo que quiere la pelota pero además consiguiendo una solidez y equilibrio que tanto se había hecho en falta en temporadas anteriores, mejorando sobre todo respecto a sus antecesores en los resultados a domicilio.

Tras una derrota inicial ante el WBA en el City Ground, el Forest encadenó diez partidos sin perder y eso que se enfrentó a equipos aspirantes al ascenso como el Leeds, Fulham o Swansea. En octubre tuvo un pequeño bajón encadenando dos derrotas seguidas ante Wigan y Hull. Pero tras el partido aplazado ante el Reading, volvieron las victorias, primero en Luton y la más importante ante el Derby en que un solitario gol de Grabban en el minuto 56 hizo que el Forest mantuviera en su poder el Brian Clough Trophy. Esta fue la segunda victoria de la temporada ante los carneros ya que en la segunda ronda de la Carabao Cup ya venció el Forest por 3-0. En la siguiente ronda el Forest con muchas rotaciones caía por un contundente 5-0 ante el Arsenal, eso si con más de 8.000 aficionados del Forest en las gradas del Emirates Stadium.

También hay que destacar la aportación de algunos de los fichajes, que en varios casos llegaban como auténticos desconocidos al fútbol inglés. El portero Brice Samba se está convirtiendo en un muro bajo los palos, realizando grandes intervenciones y salvando puntos en varios encuentros. Lo portugueses Ribeiro y Tiago Silva también están convenciendo por su calidad, Samba Sow ha aportado músculo al centro del campo, y Sammy Ameobi que parecía un fichaje para ser suplente, con su potencia y trabajo se ha ganado el puesto y es uno de los fijos para Lamouchi. Además por supuesto de la contribución de jugadores básicos como Dawson, Watson, Lolley y Grabban, y el asentamiento como titulares de los canteranos Worall, Cash y Yates. La academia del Forest sigue funcionando y esta temporada ya han debutado Brennan Johnson y Alex Mighten, las joyas de la cantera tras las venta de Arvin Appiah al Almería por 9 millones de euros.

Tras el parón el Forest va afrontar un duro calendario con dos salidas seguidas para enfrentarse al Bristol City y al QPR. Dos buenas pruebas para saber si el sueño del Forest de pelear el ascenso va en serio.

viernes, 2 de agosto de 2019

Comienza lo bueno


Esta noche comienza la edición 2019/20 de Championship con el duelo entre el Luton Town y el Middlesbrough, en el retorno a la categoría de los Hatters después de años muy difíciles que incluso dieron con sus huesos fuera de la Football League. Para el Forest el estreno será mañana ante el WBA en el City Ground, uno de los rivales más complicados a priori y favoritos al ascenso.

Una buena primera piedra de toque para calibrar el potencial del Forest que ha apuntado buenas cosas en la pretemporada, cosechando algunos resultados meritos como las victorias por 3-0 ante el Atromitos en tierras griegas, ante el Crystal Palace por 1-0 o en el empate a dos ante la Real Sociedad. La única derrota fue por 3-0 ante un Olympiakos que se encontraba bastante más rodado por su participación inmediata en la previa de la Champions League.

Estas últimas semanas también ha habido movimientos en la plantilla, en cuanto a las llegadas destaca la cesión para el resto de la temporada del delantero español Rafa Mir procedente del Wolverhampton. Mir viene de jugar también a préstamo en Las Palmas donde hizo 7 goles y de proclamarse campeón de Europa Sub’21 en Italia, aunque su participación fue mínima. Formado en la cantera del Valencia, es un delantero bastante corpulento con un gran potencial, esperemos sea el año de su explosión y ayude con goles al Forest.

El último en llegar ha sido el mediocentro defensivo Samba Sow procedente del Dinamo de Moscú, el internacional por Mali de 30 años ha firmado por dos temporadas. Tiene experiencia en el fútbol francés, turco y ruso. Habrá que ver como se adapta al fútbol inglés, y viene a ocupar uno de los puestos donde más overbooking hay en la plantilla.

Respecto a las últimas salidas, el internacional iraní Karim Ansarifard ha fichado por el Al-Sailiya de Qatar. Su paso por el Forest ha sido bastante decepcionante aunque el delantero tampoco ha contado con muchas oportunidades.

Y una salida mucho más sensible es la de Ben Osborn al Sheffield United, el canterano era un fijo en la banda izquierda estas últimas temporadas, jugando incluso de lateral izquierdo, y siendo siempre uno de los más regulares de la plantilla, en la 2017/18 fue elegido mejor jugador de la temporada. Inolvidable su gol ante el Derby en Pride Park en enero de 2015, una pena que tenga que marcharse otro canterano por unos 5 millones de libras. Es un jugador que lo daba todo en el campo, al menos podrá debutar en la Premier.

Otra mala noticia estos últimos días ha sido la grave lesión de rodilla de Tendayi Darikwa que le tendrá varios meses fuera de los terrenos de juego. Además su baja llega en el puesto de lateral derecho que es uno donde menos opciones presenta el Forest, sus recambios serían Matty Cash que no es un lateral específico y el juvenil Jayden Richardson.

Antes del cierre del mercado, el club deberá aligerar la plantilla que ahora mismo es de 34 jugadores profesionales, una barbaridad. Varios que no cuentan para Lamouchi han estado haciendo la pretemporada y jugando con el equipo Sub'23 (Steele, Bridcutt, Hefele, Ariyibi, Cummings, Clough o Murphy) pero urgen salidas pronto.

miércoles, 10 de julio de 2019

Una pretemporada muy movida


Poco más de dos semanas lleva el Forest de pretemporada y desde que los jugadores hicieron sus primeras carreras el pasado 24 de junio, muchas cosas han cambiado en el equipo.

La primera y más importante fue la salida de Martin O’Neill como manager del club de manera sorprendente y repentina, el viernes 28 de junio el club anunciaba con un escueto comunicado de línea y media la marcha de O’Neill. El técnico irlandés no ha hecho declaraciones desde su salida pero los rumores apuntan a que varios pesos pesados del vestuario fueron los que precipitaron su salida al no estar de acuerdo con sus métodos de trabajo y comunicárselo al club. Triste final para una leyenda del Forest, que apenas ha estado cinco meses dirigiendo al club donde ganó dos Copas de Europa como jugador. Las maneras fueron lamentables, si el club no creía en él debería haberlo despedido antes, y si todo es por la presión de algunos jugadores es para cerrar el chiringuito.

El mismo día de su salida se anunciaba su sustituto, el entrenador francés Sabri Lamouchi que anteriormente había entrenado a la selección de Costa de Marfil, El Jaish de Qatar y al Rennes donde estuvo poco más de un año. Su nombramiento fue una sorpresa absoluta y sus resultados una incógnita. En el Rennes en la campaña 2017/18 lo clasificó en quinta posición de la Ligue 1 pero a la temporada siguiente fue despedido por sus malos resultados en diciembre. A ver si el francés obtiene más confianza y paciencia que sus predecesores en el cargo.

También ha habido bastantes novedades en el capitulo de jugadores, hasta cinco nuevas incorporaciones se han producido hasta el momento. El primero en llegar fue el extremo Sammy Ameobi que llegaba libre del Bolton Wanderers y ha firmado solo por una temporada. Veremos que protagonismo tiene el potente extremo de 27 años. Anteriormente había militado en el Newcastle, Boro y Cardiff, y fue internacional Sub’20 con Nigeria y posteriormente Sub’21 con Inglaterra.

Del país vecino han llegado hasta tres jugadores; Del Feirense llegaba el mediocentro portugués Tiago Silva de 26 años y que ha firmado por dos temporadas. Antes del Feirense militó en el Os Belenenses, se trata de un centrocampista de calidad y con cierto gol (5 en la última temporada), y fue de lo poco destacado en un Feirense que descendió a Segunda. Ha sido internacional Sub’20 y Sub’21, y disputó los JJOO de Rio donde Portugal cayó en cuartos de final.

Del Benfica (como varios estos últimos años) han llegado dos jugadores, el lateral izquierdo Yuri Ribeiro de 22 años y el centrocampista Alfa Semedo de 21 años. Yuri Ribeiro llega traspasado pero no se sabe la duración del contrato y tampoco las cantidades. Es un lateral izquierdo formado en la cantera benfiquista y que estuvo cedido una temporada en el Rio Ave. Viene a ocupar la plaza de lateral izquierdo donde competirá con Robinson y quizás con Osborn. Ha sido internacional en todas las categorías inferiores lusas. Mientras Alfa Semedo llega cedido por una temporada, antes de llegar al Benfica militó en el Villafranquense y en el Moreirense. La temporada pasada la comenzó en el primer equipo del Benfica y en enero fue cedido al Espanyol donde solo disputó 3 partidos y dejando malas sensaciones. Esperemos mejore en el Forest.

También como cedido ha llegado el joven guardameta del Manchester City, Arijanet Muric de 20 años. Una apuesta por un portero para competir el puesto a Pantilimon, y que viene con muy buenas referencias aunque con pocas experiencia. En el Manchester City disputó todas las eliminatorias de la Copa de la Liga excepto la final que la jugó Ederson, torneo que acabó ganando su equipo, gracias en parte a sus buenas actuaciones en las eliminatorias. Es internacional con Kosovo con la que ha disputado ya cinco encuentros.

Esta misma mañana se ha confirmado el fichaje del extremo Albert Adomah que lleva libre procedente del Aston Villa donde ha sido un jugador importante en el ascenso a la Premier de los villanos. El internacional por Ghana (aunque nacido en Inglaterra) ha firmado por dos temporadas, a sus 31 años aún tiene bastante fútbol en sus botas. Formado en el modesto Harrow Borrough, en enero del 2008 paso al fútbol profesional de la mano del Barnet donde militó en League Two dos temporadas y media. En 2010 dio el salto al Bristol City donde fue indiscutible durante tres temporadas en Championship, y en 2013 fue fichado por el Boro donde logró el ascenso a la Premier en 2016 con Karanka como entrenador. Ese mismo verano fue traspasado al Aston Villla donde ha militado hasta ahora, hace dos temporadas hizo 14 goles en Liga, y tanto en su etapa en el Boro como en el Villa ha disputado más de 40 partidos por temporada. Se trata de un jugador muy contrastado en la categoría, y a priori un gran acierto su fichaje.

En cuanto a las salidas, ha habido muchas y aún quedan algunas más. El delantero Hilal Soudani se ha ido al Olympiakos tras una campaña en el Forest marcada por las lesiones, Vellios también se va a Grecia en este caso al Atromitos, los dos traspasados. Otro que se marcha sin billete de vuelta es el griego Tachtsidis que seguirá en el Lecce donde estuvo cedido y logró el ascenso a la Serie A. Jorge Grant ha sido traspasado al Lincoln City donde tendrá más oportunidades.

Tras finalizar contrato el portero Stephen Henderson ha terminado en el Crystal Palace, mientras Jamie Ward sigue sin equipo. Dos jóvenes canteranos también han dejado el Forest; Adam Crookes se ha ido al Port Vale y Alex Iacovitti al Oldham.

En cuanto a los partidos de pretemporada, el Forest ya ha disputado dos. El primero en Alfreton terminó con victoria por 1-2 con goles del joven canterano Johnson y del iraní Ansarifard. En el stage en Pinatar donde el Forest ha estado una semana, empató a cero con el Dundee escocés. Esta semana el Forest viajará a Grecia para enfrentarse al Atromitos el sábado 13 de julio y al Olympiakos martes 16. En su vuelta al Reino Unido recibirá el 19 al Crystal Palace, el martes 23 viajará a Mansfield, el viernes 26 recibirá a la Real Sociedad en el choque más atractivo de la pretemporada, y el lunes 29 visitará al Lincoln City.

Una pretemporada exigente para preparar el inicio de temporada que será realmente duro, recibiendo al WBA en la primera jornada el sábado 3 de agosto, viajar al siempre complicado Ellan Road en Leeds una semana más tarde y recibir el martes 13 al Fleetwood Town en la primera ronda de la Copa de la Liga.