miércoles, 10 de julio de 2019

Una pretemporada muy movida


Poco más de dos semanas lleva el Forest de pretemporada y desde que los jugadores hicieron sus primeras carreras el pasado 24 de junio, muchas cosas han cambiado en el equipo.

La primera y más importante fue la salida de Martin O’Neill como manager del club de manera sorprendente y repentina, el viernes 28 de junio el club anunciaba con un escueto comunicado de línea y media la marcha de O’Neill. El técnico irlandés no ha hecho declaraciones desde su salida pero los rumores apuntan a que varios pesos pesados del vestuario fueron los que precipitaron su salida al no estar de acuerdo con sus métodos de trabajo y comunicárselo al club. Triste final para una leyenda del Forest, que apenas ha estado cinco meses dirigiendo al club donde ganó dos Copas de Europa como jugador. Las maneras fueron lamentables, si el club no creía en él debería haberlo despedido antes, y si todo es por la presión de algunos jugadores es para cerrar el chiringuito.

El mismo día de su salida se anunciaba su sustituto, el entrenador francés Sabri Lamouchi que anteriormente había entrenado a la selección de Costa de Marfil, El Jaish de Qatar y al Rennes donde estuvo poco más de un año. Su nombramiento fue una sorpresa absoluta y sus resultados una incógnita. En el Rennes en la campaña 2017/18 lo clasificó en quinta posición de la Ligue 1 pero a la temporada siguiente fue despedido por sus malos resultados en diciembre. A ver si el francés obtiene más confianza y paciencia que sus predecesores en el cargo.

También ha habido bastantes novedades en el capitulo de jugadores, hasta cinco nuevas incorporaciones se han producido hasta el momento. El primero en llegar fue el extremo Sammy Ameobi que llegaba libre del Bolton Wanderers y ha firmado solo por una temporada. Veremos que protagonismo tiene el potente extremo de 27 años. Anteriormente había militado en el Newcastle, Boro y Cardiff, y fue internacional Sub’20 con Nigeria y posteriormente Sub’21 con Inglaterra.

Del país vecino han llegado hasta tres jugadores; Del Feirense llegaba el mediocentro portugués Tiago Silva de 26 años y que ha firmado por dos temporadas. Antes del Feirense militó en el Os Belenenses, se trata de un centrocampista de calidad y con cierto gol (5 en la última temporada), y fue de lo poco destacado en un Feirense que descendió a Segunda. Ha sido internacional Sub’20 y Sub’21, y disputó los JJOO de Rio donde Portugal cayó en cuartos de final.

Del Benfica (como varios estos últimos años) han llegado dos jugadores, el lateral izquierdo Yuri Ribeiro de 22 años y el centrocampista Alfa Semedo de 21 años. Yuri Ribeiro llega traspasado pero no se sabe la duración del contrato y tampoco las cantidades. Es un lateral izquierdo formado en la cantera benfiquista y que estuvo cedido una temporada en el Rio Ave. Viene a ocupar la plaza de lateral izquierdo donde competirá con Robinson y quizás con Osborn. Ha sido internacional en todas las categorías inferiores lusas. Mientras Alfa Semedo llega cedido por una temporada, antes de llegar al Benfica militó en el Villafranquense y en el Moreirense. La temporada pasada la comenzó en el primer equipo del Benfica y en enero fue cedido al Espanyol donde solo disputó 3 partidos y dejando malas sensaciones. Esperemos mejore en el Forest.

También como cedido ha llegado el joven guardameta del Manchester City, Arijanet Muric de 20 años. Una apuesta por un portero para competir el puesto a Pantilimon, y que viene con muy buenas referencias aunque con pocas experiencia. En el Manchester City disputó todas las eliminatorias de la Copa de la Liga excepto la final que la jugó Ederson, torneo que acabó ganando su equipo, gracias en parte a sus buenas actuaciones en las eliminatorias. Es internacional con Kosovo con la que ha disputado ya cinco encuentros.

Esta misma mañana se ha confirmado el fichaje del extremo Albert Adomah que lleva libre procedente del Aston Villa donde ha sido un jugador importante en el ascenso a la Premier de los villanos. El internacional por Ghana (aunque nacido en Inglaterra) ha firmado por dos temporadas, a sus 31 años aún tiene bastante fútbol en sus botas. Formado en el modesto Harrow Borrough, en enero del 2008 paso al fútbol profesional de la mano del Barnet donde militó en League Two dos temporadas y media. En 2010 dio el salto al Bristol City donde fue indiscutible durante tres temporadas en Championship, y en 2013 fue fichado por el Boro donde logró el ascenso a la Premier en 2016 con Karanka como entrenador. Ese mismo verano fue traspasado al Aston Villla donde ha militado hasta ahora, hace dos temporadas hizo 14 goles en Liga, y tanto en su etapa en el Boro como en el Villa ha disputado más de 40 partidos por temporada. Se trata de un jugador muy contrastado en la categoría, y a priori un gran acierto su fichaje.

En cuanto a las salidas, ha habido muchas y aún quedan algunas más. El delantero Hilal Soudani se ha ido al Olympiakos tras una campaña en el Forest marcada por las lesiones, Vellios también se va a Grecia en este caso al Atromitos, los dos traspasados. Otro que se marcha sin billete de vuelta es el griego Tachtsidis que seguirá en el Lecce donde estuvo cedido y logró el ascenso a la Serie A. Jorge Grant ha sido traspasado al Lincoln City donde tendrá más oportunidades.

Tras finalizar contrato el portero Stephen Henderson ha terminado en el Crystal Palace, mientras Jamie Ward sigue sin equipo. Dos jóvenes canteranos también han dejado el Forest; Adam Crookes se ha ido al Port Vale y Alex Iacovitti al Oldham.

En cuanto a los partidos de pretemporada, el Forest ya ha disputado dos. El primero en Alfreton terminó con victoria por 1-2 con goles del joven canterano Johnson y del iraní Ansarifard. En el stage en Pinatar donde el Forest ha estado una semana, empató a cero con el Dundee escocés. Esta semana el Forest viajará a Grecia para enfrentarse al Atromitos el sábado 13 de julio y al Olympiakos martes 16. En su vuelta al Reino Unido recibirá el 19 al Crystal Palace, el martes 23 viajará a Mansfield, el viernes 26 recibirá a la Real Sociedad en el choque más atractivo de la pretemporada, y el lunes 29 visitará al Lincoln City.

Una pretemporada exigente para preparar el inicio de temporada que será realmente duro, recibiendo al WBA en la primera jornada el sábado 3 de agosto, viajar al siempre complicado Ellan Road en Leeds una semana más tarde y recibir el martes 13 al Fleetwood Town en la primera ronda de la Copa de la Liga.

martes, 26 de febrero de 2019

La noche que el Forest volvió a creerse grande


El Nottingham Forest derrotó al Derby County (1-0) en el partido de Championship que ambos disputaron en City Ground en la noche del lunes. Un gol del defensa central tunecino Benalouane a los noventa segundos de juego decidió el encuentro y rescató el Trofeo Brian Clough para los locales, que llevaban sin ganar a sus eternos rivales más de cuatro años.

En esta amarga, larga y dolorosa travesía del desierto en la que el Forest ha coqueteado con el descenso más de lo debido y el gran héroe de la afición tiene que ser Bobby Zamora por aguarle un ascenso casi cantado al Derby County con un gol en el descuento en Wembley, cualquier victoria sabe a gloria. Pero es que el de este lunes no era un partido cualquiera. Era la oportunidad de recuperar el honor perdido durante tanto tiempo. Era también el último tren para intentar un asalto a las eliminatorias por el ascenso. Pero, sobre todo, se trataba de seguir una trayectoria ascendente en la que el Forest pueda volver a creer en sí mismo y se vea capaz de luchar por el título de la segunda inglesa.

Los años con Fawaz Al Hasawi al timón fueron duros, muy duros. Jugadores mediocres, entrenadores malos y muy poca ilusión. La afición perdió el ánimo y desertó de las gradas de City Ground. Esta temporada, primero con Aitor Karanka y ahora con dos leyendas como Martin O’Neill y Roy Keane, se ha recuperado la esperanza. Pero aunque los resultados hayan vuelto, aún queda camino por recorrer. Un equipo un poco inconsistente, a veces genial y otras pedestre, ha sembrado alguna duda. Faltaba ese momento culminante, ese partido en el que plantilla y afición comulgaran con un éxito ante un gran rival. Y llegó. En una noche inexplicablemente cálida de febrero, City Ground volvió a rugir como no lo hacía desde aquellos años en que el Forest era candidato al ascenso.

Porque esta victoria ante el Derby, y ante un impotente Richard Keogh que sólo supo provocar al joven canterano Ryan Yates preso de la frustración, supone algo más que tres puntos en la clasificación. Con un City Ground lleno hasta los topes, el equipo y la afición se complementaron a la perfección. Sobre el césped, trabajo, trabajo y trabajo. En las gradas, ruido, ruido y más ruido. Bufandas al aire como no he visto en este estadio nunca en los últimos doce años, la afición aupó al equipo en los últimos diez minutos de juego, que se le estaban haciendo un poco largos. La grada rugiendo y los futbolistas, brazos en alto, pidiendo aún más ruido. Una catarsis colectiva para recuperar, aunque solo sea por una noche, ese sentimiento de ser un grande, de ser una gran comunidad a orillas del Trent.

El Forest fue una roca ante las acometidas de un Derby que no supo cómo meterle mano. Nada mal para un “abuelo” de 66 años la lección táctica de Martin O’Neil ante el novato Frankie Lampard. El Forest minó la medular, con Watson, Colback y el joven Yates. Un infierno para Huddlestone que no supo cómo organizar el juego ofensivo de su equipo.

La estrategia se vio claramente beneficiada por el fallo defensivo de los carneros, que no supieron despejar un balón colgado al área por Lolley en el segundo minuto de juego y que aprovechó para rematar a gol, solo, Benalouane. El posterior, e inexplicable, fallo de Waghorn en un mano a mano con Pantilimon, impidió que cambiase el guión del partido. Con ese balón, que rozó agónicamente el poste, se perdió la única ocasión de los visitantes en todo el partido.

Un empate hubiese cambiado la dinámica, pero con el 1-0 en el marcador el Forest disfrutó a placer de su ejercicio defensivo. El Derby, sencillamente, no supo cómo deshacerse de la pegajosa presión con líneas altas del Forest. El éxito del “viejo” O’Neill obligó al Derby County a buscar un plan alternativo. Lampard dejó a Huddlestone en la caseta al descanso, prueba de que le estaban ganando la partida, y lo sustituyó por un extremo. El Derby intentó jugar mucho más por las bandas, dada la congestión del centro. Pero ahí tampoco tuvo éxito. Los balones colgados al área los sacaron siempre Milosevic y Benaluane, y las ayudas defensivas de Osborn, Colback y Yates a sus laterales fueron magníficas.

Mención aparte merece, una vez más, Joe Lolley. Quizás ayudó menos en defensa que sus compañeros, pero es que él es otra cosa. Un jugador sublime. Potente, rápido y habilidoso. Quedó siempre descolgado en ataque para dar un dolor de cabeza tras otro a Ashley Cole, que aún debe estar recuperándose. Lolley y Murphy fueron capaces de aguantar balones en el campo contrario en esos últimos diez minutos en los que el equipo parecía un poco cansado. Entre ellos y la grada se acabó de derrotar a los carneros.

No son tres puntos más para el Forest. Es la confirmación de que aún hay esperanza y que, si bien para esta temporada está muy difícil, este equipo y este club deben mirar hacia arriba porque, aunque les pese a muchos, el Forest sigue siendo un grande.

viernes, 1 de febrero de 2019

Cuatro fichajes sobre la bocina



Hasta cuatro incorporaciones ha realizado el Forest en las últimas horas del mercado de fichajes, además reforzando todas las líneas menos la portería.

Para la defensa que era la línea debido a las lesiones que más hacía falta reforzar, han llegado dos centrales, fichajes que han sido confirmados hoy. Del Udinese llega cedido hasta final de temporada Molla Wagué, un poderoso defensor internacional por Mali. Tiene 27 años y cuenta con experiencia en Inglaterra ya que estuvo anteriormente cedido en el Leicester y en el Watford. En el Udinese excepto en la temporada 2016/16 ha jugado muy poco y en su experiencia inglesa también. A ver que nivel muestra en el Forest.

Esta misma tarde se ha anunciado el fichaje del central internacional sueco Alexander Milosevic, con el no había problemas en ficharlo después de acabado el plazo porque estaba sin equipo. En 2018 ha jugado en el AIK Solna donde ha ganado la última Allsvenskan, anteriormente ya había militado en el AIK, y después tuvo una experiencia muy poco fructífera en el Beskitas que acabó cediéndolo al Hannover y Darmstadt. En 2015 fue campeón de la Eurocopa Sub'21 con su selección. El sueco también de 27 años ha fichado hasta junio de 2020.

Para la medular del Mónaco ha llegado Pelé, centrocampista nacido en Portugal peo internacional por Guinea-Bissau. Otro que también tiene 27 años, en el Monaco ha tenido pocos minutos, sus mejores campañas fueron en su país de nacimiento donde en el Belenenses, Paços Ferreira y Rio Ave se mostró como un centrocampista con bastante gol. Puede jugar como pivote o como interior donde puede explotar su buena llegada a la portería contraria. Cedido hasta final de temporada.

El delantero Leo Bonatini procedente del Wolverhampton va a convertirse en el primer jugador brasileño en la historia del Forest. Tras una gran campaña en el Estoril fue fichado por el Al-Hilal de Arabia Saudi, antes de acabar al comienzo de la temporada pasada en los Wolves. Fue uno de los jugadores claves en la consecución del ascenso a la Premier con sus 12 goles, destacando mucho sobre todo en el primer tramo de la temporada. Este año había perdido protagonismo y solo ha podido marcar un tanto en la Copa de la Liga. Llega cedido y es un buen refuerzo para la zona ofensiva.

También ha habido bastantes salidas, algunos de manera definitiva y otros en calidad de préstamo. El último día se cerraban las cesiones de Jason Cummings al Luton tras acabar su cesión en el Peterborough, Zach Clough volvía a salir cedido al Rochdale, y  otros dos jóvenes canteranos también encontraban acomodo, Toby Edser se va al Port Vale y Virgil Gomis al Notts County que está en una situación muy delicada con riesgo de caer fuera de la Football League.

Los días anteriores hubo más salidas; Gil Dias que estaba cedido por el Mónaco se iba al Olympiakos, Alex Iacovitti se marchaba cedido al Oldham, el portero sueco Tim Erlandsson sin oportunidades en el primer equipo se desvinculaba del Forest y fichaba por el Frey de su país, también el defensa sueco Anel Ahmedhodzic fichaba por el Malmö, club del que llegó al Forest en 2016, y por último el veterano defensa Danny Fox era traspasado al Wigan por unas 300.000 libras.

Muchos cambios que veremos si mejoran las prestaciones del Forest en el tramo final de la temporada.

viernes, 18 de enero de 2019

Benalouane, primer fichaje de la era O’Neill


El defensa central Yohan Benolouane se ha convertido en el primer fichaje de la nueva etapa iniciada esta semana con Martin O’Neill como manager. El defensa internacional tunecino llega procedente del Leicester y ha firmado hasta junio de 2020. Se trata de un jugador veterano de 31 años y una dilatada trayectoria en equipos como Saint-Étienne (donde se formó), Cesena, Parma y Atalanta, hasta que en 2015 llegó al Leicester.

En los foxes ha jugado realmente poco desde su llegada, solo tuvo una participación algo destacada en la temporada 2016/17 donde disputó once encuentros en la Premier. En la última temporada y media ha sido más habitual en el equipo Sub’23 que en el primer equipo. El año pasado debutó con Túnez, fue convocado para el Mundial de Rusia y disputó un partido ante Bélgica.

Su llegada se debe sobre todo a la plaga de bajas que asola la defensa red. Están lesionados Byram, Hefele, Dawson y Figueiredo, además Fox y Darikwa arrastran sanciones tras sus expulsiones en Reading. Así que es casi seguro que debute mañana ante el Bristol City. El Forest intentó repescar a Joe Worrall de su cesión en el Rangers pero no ha sido posible.

Por ahora Benalouane es la única incorporación en el mercado de fichajes pero ha habido varias salidas y cambios de cesiones. El centrocampista griego Panagiotis Tachtsidis se ha ido cedido al Lecce hasta final de temporada, el equipo de Apulia es recién ascendido a la Serie B y ocupa la quinta plaza. El griego que no ha debutado en el Forest mantiene un buen cartel en Italia tras su paso anterior por el calcio. Otro que tampoco ha debutado desde que llegará en enero de 2017 es el extremo norteamericano Gboly Ariyibi, uno de los fichajes más raros del Forest. Tras varias cesiones las temporadas pasadas, se va cedido al equipo escocés del Motherwell, esta campaña estaba jugando con el Sub’23.

El portero Jordan Smith y el centrocampista Jorge Grant acompañarán a Tyler Walker en el Mansfield Town, que pelea por el ascenso a la League One. El Forest mantiene muy buenas relaciones con el Mansfield (ciudad próxima a Nottingham), y les cede jugadores que incluso podrían jugar en una categoría superior como es el caso de Grant que hasta ahora estaba cedido en el Luton Town, que se encuentra en la parte alta de la tabla de League One. Walker está viendo puerta con facilidad y lleva 13 goles en Liga.

Otro que ha cambiado de equipo en la cesión es el joven defensa Adam Crookes que ha abandonado el Lincoln City para ir al Port Vale buscando jugar más minutos, ambos clubes de League Two. La misma suerte podría suceder con Toby Edser que acaba su cesión en el Woking de la National League South, una categoría muy por debajo de la calidad de Edser pero que le ha servido para jugar con regularidad y hacer una bonita campaña en la FA Cup donde llegaron a la 3ª ronda y se enfrentaron al Watford. Su próximo destino podría ser el Macclesfield Town que es penúltimo en League Two.

martes, 15 de enero de 2019

Adiós a Karanka, Welcome O’Neill

El Nottingham Forest ha vivido una semana muy convulsa con la salida de mutuo acuerdo de Aitor Karanka el pasado viernes y que ha acabado hoy con la confirmación de la llegada de Martin O’Neill como su sustituto.

Aitor Karanka presentó su dimisión el viernes tras una semana llena de rumores sobre su marcha, al final el técnico vasco decidió dejar el Forest tras varios desencuentros importantes con la cúpula directiva del club. La etapa de Karanka en Nottingham ha sido de apenas un año, y dejó al equipo séptimo a cuatro puntos del play-off. Un año en el que ha habido una autentica revolución en la plantilla con muchos fichajes y salidas. En su haber hay que decir que recuperó la ilusión de la afición, el City Ground registró grandes entradas y siempre tuvo el cariño de la mayoría de aficionados.

En lo deportivo tras un irregular final de temporada pasada, esta campaña el equipo ha dado un paso adelante situándose en la zona medio-alta de la tabla casi desde el inicio. Demostrando ser un equipo que no es fácil de ganar, pero también al que le cuesta sumar de tres en tres, acumulando muchos empates, hasta doce. Una pena su marcha porque aunque con sus altibajos, creo que el proyecto estaba funcionando y merecía al menos terminar la temporada.

Solo un día después de la destitución y con las aguas muy revueltas, el Forest se presentaba en Reading donde perdió como era casi lógico por 2-0, en un pésimo partido y que terminó además con dos expulsados; Fox y Darikwa. De entrenador hizo Simon Ireland con el lesionado Michael Dawson como ayudante.

Tras saltar la noticia ayer, hoy se ha confirmado la llegada de Martin O’Neill como nuevo manager del Forest, toda una leyenda del club como futbolista donde militó entre 1971 y 1981, siendo parte clave en los mejores años de la historia del club, ganando 2 Copas de Europa, una Liga y dos Copas de Liga entre otros títulos. El menudo centrocampista norirlandés era indiscutible para Brian Clough en la medular.

O’Neill no necesita presentación, fue seleccionador irlandés hasta noviembre a la que clasificó para la Eurocopa 2016. Anteriormente entrenó con bastante éxito al Wycombe, Leicester, Celtic y Aston Villa. En el Sunderland que fue su último destino antes de la selección de Irlanda tuvo peores resultados. Su estilo de juego no es muy vistoso sobre todo en la última etapa en la selección irlandesa, pero sus equipos suelen ser aguerridos y difíciles de ganar. Si consigue armar un equipo solido, el Forest puede aspirar a cosas importantes. Con 66 años llega a un cargo al que se le había relacionado varias veces, ahora por fin el camino junta a O'Neill y el Forest. Habrá que ver que movimientos hay en la recta final del mercado de fichajes, tanto en llegadas como en salidas.

Al menos de inicio tendrá seguro el apoyo de la grada como símbolo del club, después los resultados dirán. También habrá que ver como es su relación con Marinakis y el resto de dirigentes. Por ahora sus ayudantes serán Ireland y Guppy, a expensas de la posible llegada de otro ex del Forest como Roy Keane que era su asistente en la selección irlandesa.

Su debut será este sábado en el City Ground ante el Bristol City, que está dos puntos por encima del Forest, así que partido clave para la pelea por los puestos de play-off.


jueves, 29 de noviembre de 2018

Dos campeones de Europa desencadenados


No hay calificativos para el partido que disputaron ayer en Villa Park el Aston Villa y el Nottingham Forest, dos campeones de la Copa de Europa que honraron su glorioso pasado con una orgía de goles y un juego trepidante desde el principio hasta el pitido final. Un empate a cinco que dejó actuaciones individuales descomunales como el local Abraham autor de cuatro goles o Joe Lolley que se marcó un partidazo con un gol y nada más y nada menos que cuatro asistencias, casi lo nunca visto. Además de los diez goles, hubo un penalti y una expulsión, para que no faltara de nada. Ojala este partido pueda repetirse pronto en la Premier.
A los seis minutos ya mandaba el Forest por 0-2, primero marcaba Grabban aprovechando un servicio de Lolley y después Lolley volvía asistir al portugués para batir a Nyland. Pero a los 14 minutos el marcador ya era 2-2 gracias a un doblete de Abraham, primero con un buen cabezazo y el segundo aprovechándose de un rebote al despeje de Darikwa. Ni quince minutos de partido y ya cuatro goles, la noche prometía.
A los 22 minutos otro gran pase de Lolley, dejaba a Cash ante el portero local al que batía en su salida, 2-3 que iba a durar menos de cuarto de hora al marcar Abraham de penalti tras un derribo de Robinson a Bolasie. 3-3 al descanso.
En el minuto 51 Lolley se sacaba un latigazo que sorprendía a Nyland para hacer el 3-4. En el minuto 68 llegaba otra jugada clave con la expulsión de Figueireido por una dura entrada sobre McGinn, y justo tras el lanzamiento de la falta Abraham anotaba su poker de la noche con otro testarazo. Y la locura se desataba en las gradas de Villa Park cuando El Ghazi con un buen disparo desde la frontal del área batía a Pantilimon. Pero a pesar de perder otra ventaja y estar con diez, el Forest no se rindió, y en el minuto 82 Lolley filtra un buen pase a Grabban que dentro del área bate por bajo al portero local, otros dos goles para Grabban que sigue en racha. Al final un empate que hacia más justicia porque en realidad no merecía perder ninguno de los dos.
Con este punto el Forest es sexto con 31 puntos, entrando otra vez en puestos de play-off y superando al Derby. Este sábado recibe en el City Ground al Ipswich Town que es colista pero en esta categoría no te puedes confiar con nadie.


lunes, 12 de noviembre de 2018

El Forest aprende a competir


El Nottingham Forest empató (0-0) con el Stoke City en el partido de Championship que ambos equipos jugaron en City Ground. A pesar de lo que pueda indicar el resultado, no fue un encuentro aburrido ni exento de calidad. Sí se trató, sin embargo, de una partida intensa de ajedrez en la que ambos equipos acabaron anulándose mutuamente, sobre todo por el excelente partido que disputaron los centrocampistas en ambos bandos. Con este empate el Forest confirma su solidez y la mejora en el juego que viene desarrollando en el último mes y medio. Es un claro candidato a las eliminatorias de ascenso, como mínimo.

Lo mejor del partido para el Forest, a excepción del resultado, fue la continuidad. Hasta las últimas semanas el equipo de Karanka había alternado partidos buenos con auténticos desastres. Con la visita del Stoke City, un recién descendido de la Premier con jugadores de mucho renombre, el Forest finalizaba un periplo liguero que le ha enfrentado a los dos líderes de la división (Leeds y Sheffield United), más el citado Stoke. En los tres partidos el Forest ha sacado siete puntos y recibido tan sólo un gol, con la mano. Bien es cierto que aún queda por solventar el pequeño talón de Aquiles del ataque, puesto que en estos mismos tres partidos el Forest sólo ha marcado dos goles. Un área que puede mejorar, sin duda, pero que tampoco es alarmante. Mirando a las estadísticas de toda la temporada los de Notingham, con 23 dianas en total, son el décimo equipo de la división en número de goles. No es espectacular, pero tampoco ultra defensivo como a veces se quiere hacer creer.

A falta de goles, este duelo contra el Stoke dejó un buen sabor de boca porque el equipo fue competitivo ante un rival que, si bien está por debajo de su potencial en la clasificación, tiene futbolistas de renombre. Uno de ellos, el galés Joe Allen, fue sin duda el mejor de su equipo mientras le duró el fondo físico. El protagonista de la portada de la famosa revista avícola Chicken and Egg fue una dura prueba para el doble pivote del Forest formado por Colback y Guedioura. Joe Allen demostró su calidad y él sólo superó en la mayoría de los duelos a la dupla del Forest, tanto en la fase defensiva como incorporándose al ataque. El galés dictó el ritmo del juego del Stoke en la primera parte, sobre todo con balones a la banda para James McLean, al que Jack Robinson controlaba a duras penas.

El Forest sólo se desperezó en los últimos minutos de la primera parte y, sobre todo, tras el descanso. En la segunda parte el partido cambió por completo, con un Forest más descarado que imprimió más ritmo a su fútbol. Una vez más Joao Carvalho fue el protagonista de los mejores momentos del Forest. El portugués es de esos futbolistas que parecen hacer poco sobre el campo, pero cuando luego te paras a contar las ocasiones del equipo resulta que él siempre ha estado presente de una forma u otra. Un pase, un desmarque, un balón recuperado o un remate. Su calidad no puede ponerse en duda. Es de esos que siempre tendría en mi equipo.

Con un Forest mucho más volcado sobre el área rival según pasaban los minutos, Joe Allen dejó de ser tan influyente en el juego y el Stoke dio un paso atrás. Fue entonces cuando apareció el héroe del partido: Jack Butland.

El portero internacional inglés tiene mucha calidad. Las lesiones y algunas decisiones en su carrera no le han permitido ser lo que apuntaba cuando emergió en el Birmingham City, pero es un gran cancerbero y lo demostró en City Ground. Tres grandes paradas, a Carvalho, Grabban y Lolley, rescataron un punto para el Stoke al frustrar sendas ocasiones del Forest. La estirada al tiro con rosca de Lolley fue magnífica. Medio City Ground cantaba ya el gol cuando apareció la manopla del portero para enviar el balón a saque de esquina.

A pesar de que Butland frustró lo que podía haber sido una victoria para el Forest, el sentimiento tras el pitido final fue de satisfacción. Algo raro en City Ground, estadio exigente donde los haya y bastante cascarrabias. Pero contra el Stoke, salvo en el resultado, el Forest jugó bien. Dio una buena imagen y ofreció tanto solvencia defensiva en la primera parte como intensidad ofensiva en la segunda. Fue un partido de tensión, paciencia y concentración. Un encuentro, sobre todo, en el que había que demostrar solidez. Y el Forest lo hizo. Le faltó el gol, cierto, pero este equipo, poco a poco, está aprendiendo a competir cada vez mejor.

lunes, 5 de noviembre de 2018

Grabban tumba al líder


Tras la dolorosa eliminación en la Copa de la Liga ante el Burton Albion, el Forest recibía este sábado al Sheffield United que era el flamante líder de Championship. Y el equipo de Karanka pudo relamerse de sus heridas y llevarse una meritoria victoria que además le sitúa en puestos de play-off después de mucho tiempo. Fue un partido muy disputado pero con pocas ocasiones realmente claras para cada equipo.

Dos cambios hubo respecto al equipo que había empatado la jornada anterior ante el poderoso Leeds United del profesor Don Marcelo Bielsa, Dawson sustituyó al lesionado Fox y el argentino Yacob hizo su debut al entrar en lugar del sancionado Colback, el mediocentro argentino demostró ser ese típico jugador que se las sabe todas en el rectángulo de juego. Además entraron por primera vez en la convocatoria el centrocampista griego Tachtsidis y el delantero iraní Ansarifard que tras varias semanas entrenando con el equipo, había podido cerrar su fichaje solo unos días antes y que disputó los últimos minutos del partido, el debut del griego deberá esperar.

La primera oportunidad del encuentro fue para los blades, un mal despeje de Guedioura propició un disparo de Norwood que se fue fuera por poco. Respondió el Forest con un remate de Lolley que se fue alto. Ya en la segunda mitad hubo más aproximaciones, Un balón largo de Robinson fue controlado por Cash pero su disparo fue fuera de los tres palos, y una magnifica jugada de Lolley terminó con el balón en los pies de Cash pero su remate fue bloqueado por la defensa. El Sheffield United también se acercó con un cabezazo desviado, pero fue el Forest quién finalmente logró el gol decisivo, un envenenado centro-chut de Carvalho es desviado con la cabeza por Lewis Grabban al fondo de la red, décimo gol del delantero que está en un gran momento de forma y está amortizando a base de goles su fichaje. En el tramo final los visitantes tuvieron el empate en una jugada embarrullada en el área tras un córner pero Woodburn no pudo concretar el remate.

Tras dieciséis jornadas el Forest es sexto con 26 puntos, y con solo dos derrotas en toda la Liga, y a cuatro puntos del ascenso directo que marcan Leeds y Norwich La próxima jornada tocará recibir en el City Ground al Stoke City que no acaba de arrancar y marcha 15º.

A pesar del disgusto por la eliminación copera con un once bastante alternativo, las sensaciones del equipo son realmente positivas y Karanka parece haber encontrado una base de equipo fiable y sólido. Esta temporada la Championship está tremendamente igualada y abierta, cada semana hay cambio de líder y de los equipos que están en play-off. Sigue habiendo mucho candidato a las plazas de honor pero por ahora el Forest está en la pelea y que siga así.

viernes, 28 de septiembre de 2018

Tres victorias seguidas para seguir creciendo


Hacia mucho tiempo que el Forest no encadenaba tres victorias seguidas; tras vencer al Sheffield Wednesday en un buen encuentro, sufrió para deshacerse de un correoso Rotherham, en un partido que se decidió por un penalti en el tramo final, y este miércoles lograba acceder a octavos de final de la Copa de la Liga tras derrotar por 3-2 al Stoke City en un partido que se complicó en los últimos minutos tras llevar una cómoda ventaja de 3-0.

El último parón de selecciones parece que le ha sentado de lujo al Forest, desde entonces logró un meritorio empate en Swansea y las tres victorias comentadas anteriormente. Además el equipo ha mejorado bastante en el juego, sobre todo en el plano ofensivo. Destacar el buen rendimiento de Saidy Janko que fue el último en llegar para suplir la lesión de larga duración de Byram, el lateral derecho suizo se ha hecho con el puesto de titular en los últimos tres partidos de Liga.

El Roherham es uno de los equipos más modestos de la categoría pero fue un rival muy incomodo para el Forest con un fútbol compacto y defensivo. La primera parte fue muy cerrada con muy pocas llegadas al área por parte de los dos equipos, en la segunda mitad sí hubo más jugadas de peligro, un buen centro de Janko fue controlado por Carvalho pero no pudo batir a Rodak en su salida y Gil Dias con un disparo desde la frontal también puso a prueba al guardameta de los millers. Por los visitantes su mejor oportunidad estuvo en las botas de Towell pero su disparo desde cerca fue repelido por el palo. Ya en el tramo final del partido Osborn era derribado por Williams en un claro penalti, Grabban engañaba al portero y hacia el 1-0 definitivo. Tres puntos que sirvieron para colocar al Forest en novena posición con catorce puntos, a dos puntos de los puestos de play-off.

En la Carabao Cup, Karanka como era previsible hizo hasta ocho cambios respecto al equipo del último partido de Liga, solo repitieron Osborn, Watson y Gil Dias. El partido contra el Stoke fue mucho más loco, más copero. Al descanso el Forest se fue con un 0-2 gracias a los goles de Osborn tras aprovechar un rebote del portero pero mostrando esas ganas que le hace no dar un balón por perdido y el gol de Murphy que mandó el balón a la escuadra tras un inicio algo afortunado de la jugada. Y a los cinco minutos de la reanudación, Lolley con un disparo muy ajustado que daba en el poste hacía el 3-0. Todo parecía sentenciado pero al final el Stoke casi fuerza los penaltis, primero con un gol de Afobe a la hora de juego, después el propio Afobe estrella un remate en el larguero, a los 77 minutos es expulsado Gonçalves tras una fuerte entrada con los tacos, a los 83 minutos Berahino hace el 3-2 y en el descuento el propio Berahino cabecea fuera cuando estaba completamente solo. Se sufrió en exceso pero el Forest estará en el bombo del sorteo este próximo sábado.

A pesar de las dudas que ha generado el Forest en este inicio de campaña, la realidad es que el equipo está bien clasificado en Championship muy cerca de los puestos de play-off y ha superado tres rondas de la Copa de la Liga, superando a rivales de entidad como Newcastle y Stoke. Además el juego ha mejorado bastante en los últimos partidos, y se está demostrando que este año hay profundidad de plantilla algo esencial en una temporada tan larga y con tantos partidos.

El Forest el sábado visitará el campo del Blackburn Rovers que está protagonizando una buena campaña en su retorno a Championship, también tiene catorce puntos y solo ha perdido un partido al igual que nosotros.

jueves, 20 de septiembre de 2018

Osborn y la cámara de los secretos


El Nottingham Forest derrotó al Sheffield Wednesday (2-1) en el partido de la octava jornada Championship que ambos disputaron en City Ground. Un gol de Lewis Grabban en la primera parte y otro de Joao Carvalho en la segunda dieron la victoria a los locales, que sufrieron más de lo debido en los últimos minutos del partido tras un tanto de Fletcher, de rebote, para los visitantes cuando se rozaba el minuto noventa. Con esta victoria el Forest se aúpa al undécimo puesto en la clasificación, tan sólo dos puntos por detrás de los puestos que dan acceso a las eliminatorias por el ascenso.

Cuenta la leyenda que en lo más profundo de City Ground puede encontrarse una pequeña habitación con un poder sobrenatural sobre los rivales. Dentro, junto con el espíritu de Brian Clough, se encuentran dos Copas de Europa. Por desgracia, en los últimos años esta cámara de los secretos del buen fútbol ha permanecido cerrada a cal y canto. Nadie parecía capaz de lanzar un conjuro lo suficientemente potente para que el buen fútbol regresase a orillas del Trent. Y es que sólo los elegidos tienen la magia futbolística necesaria para reabrir la puerta y petrificar a los rivales con su calidad y sus regates. Sólo los verdaderos herederos del mago Brian Clough tienen ese derecho y ese poder. Uno de ellos es, sin duda, Ben Osborn. El menudo y bajito centrocampista del Forest convertido en hombre para todo por su versatilidad dentro del campo. Salvo de portero, hemos visto a Osborn en casi todas las posiciones del equipo en los últimos años, pero no cabe duda que con su calidad debe jugar en el centro del campo.

No es casualidad, ni mucho menos, que la mejoría del Forest tras el parón de selecciones haya coincidido con la vuelta de Osborn a la medular junto a Carvalho y Cash, dejando por fin el lateral izquierdo en el que venía jugando desde principio de temporada. Osborn le pone mucha voluntad, pero no es defensa. Es un futbolista creativo con mucho fondo físico, ideal para una división como Championship. Es, además, un producto de la cantera. Y eso se nota en su implicación con el equipo. Siempre lo intenta, siempre se desmarca, siempre lo da todo. Contra el Sheffield Wednesday lo volvió a demostrar. Bajo su batuta el Forest se movió con confianza y con fuerza. Los de Karanka completaron uno de los mejores partidos de la temporada. No ya por calidad, sino por la presión al rival, la concentración defensiva y el esfuerzo solidario de los once jugadores sobre el césped. Por primera vez bajo la batuta del entrenador vitoriano se está empezando a ver un equipo de verdad.

El partido lo dominó el Forest desde el saque inicial. Ya a los veinte segundos de juego Grabban tuvo una buena oportunidad, fruto de la presión de Colback sobre la salida de balón del Wednesday. El pelirrojo centrocampista del Forest fue el complemento perfecto de Ben Osborn. Y es que todos los buenos magos deben tener un amigo pelirrojo para poder brillar con su calidad.

Cuando Osborn cogió el mando del partido, el Forest jugó con decisión y calidad. No se rifó en exceso el balón y se intentó combinar para llegar hasta el área visitante. El primer gol llegó en una jugada a balón parado, sin embargo. En una falta lateral, Osborn puso un centro medido con precisión milimétrica, como guiado por una varita, en la frontal del área pequeña para que Lewis Grabban cabecease a placer. Es el primer gol esta temporada del delantero estrella del Forest y el equipo corrió a felicitarlo con efusividad, sabedores de la importancia que la confianza puede tener para Grabban y el futuro del equipo.

Si la primera parte del Forest fue buena, la segunda aún resultó mejor. Tras el descanso el equipo aumentó un poco más el ritmo de juego, que quizás había sido un poco bajo a pesar del dominio. Fue entonces cuando llegó el mejor fútbol del Forest, siempre sustentado en el trabajo de Colback y Guedioura en el doble pivote y la calidad de Osborn y Carvalho en la media punta.

Los elegidos, aquellos que conocen los secretos que encierra esa cámara mágica, se entienden a la perfección. Si Carvalho y Osborn juegan juntos y son capaces de asociarse, siempre llevarán peligro. Pases al hueco del portugués para el menudo jugador de Derby, taconazos de Osborn para Carvalho, y así asociaciones en espacios cortos que consiguieron abrir a la defensa rival. El segundo gol del Forest llegó en una de estas. Osborn había fallado un remate (a pase de Carvalho por supuesto) tras quedarse solo ante el portero, pero recuperó el balón rápidamente. Dentro del área se desmarcó para recibir de nuevo de Carvalho, y en ese momento se abrió por fin la cámara de los secretos. Osborn, en vez de girarse, devolvió el favor con un taconazo. Al portugués aún le dio tiempo para deshacerse de su marcador con una sutil finta y mandar un remate cruzado al segundo palo. Gol y el mejor fútbol que se ha visto en City Ground en mucho tiempo.

El Forest siguió jugando con buen toque, con aplomo y con convicción. No se vino atrás, como ha hecho otras veces esta temporada tras ir ganando, sino que continuó presionando al rival. Bien colocado sobre el campo, no sufrió en exceso hasta que un golpe de suerte sonrió a los visitantes. Steven Fletcher se encontró un balón en la frontal del área, disparó sin excesiva convicción pero un rebote mandó el balón dentro de la portería de Pantilimon.

Quedaban sólo dos minutos para llegar al noventa de juego y durante un rato la cámara secreta se cerró de golpe. Volvieron las dudas y algo de miedo, como si un basilisco cruzase por el campo y entre le público. Pero duró poco. En los últimos momentos del tiempo añadido el Forest recuperó la compostura, se hizo de nuevo con el balón y hasta pudo marcar de nuevo. Sí, fue Osborn, como no, el que casi coloca el tercer gol en el marcador. Era su día.

Una merecida victoria que, más allá del resultado, dejó buen sabor por el dominio del juego, el rigor defensivo y la impresión de que por primera vez esta temporada el equipo parece haber encontrado una regularidad que es necesaria para sentar las bases de una buena temporada en esta división. Por supuesto, conviene no dejarse llevar demasiado por la euforia, que al fin y al cabo esto es el Forest, un especialista en triturar ilusiones de sus aficionados. Pero sí parece que, poco a poco, y de la mano de Osborn, se está volviendo a abrir esa cámara de los secretos tanto tiempo cerrada.