lunes, 20 de octubre de 2014

La primera derrota llega en Gales


Algún día tenia que llegar la primera derrota liguera del Forest, y esta se produjo este sábado en Gales, el Cardiff se impuso por 2-1. Lo malo es que tras los empates anteriores, el Forest suma cinco jornadas sin vencer y ha bajado a la quinta plaza, además mañana toca visitar al Watford que es el nuevo líder.

En el Cardiff tras un más que irregular comienzo de temporada, debutaba como entrenador Rusell Slade un viejo conocido del Forest en los tiempos de League One cuando entrenaba al Yeovil. Por plantilla los galeses eran uno de los favoritos al ascenso, y ese sábado mostraron parte del potencial que se les presuponía.

La primera llegada peligrosa fue a cargo del Cardiff con un disparo lejano de Pilkington que atajó Darlow, la respuesta del Forest no se hizo esperar con otro disparo de Fryatt que desvió a corner Marshall. El momento clave del partido llego en el minuto 20 cuando en apenas unos segundos se paso del posible 0-1 al 1-0. Burke estuvo a punto de marcar tras una bonita jugada individual pero su tiro fue sacado en la misma línea por Noone con el portero ya batido, y un posterior contraataque del Cardiff lo culminaba en gol Macheda. Solo cinco minutos después llegaba el segundo que hizo mucho daño al Forest, Wittingham con un tiro ajustado al palo (especialidad de la casa) batía a Darlow.

En la segunda parte el Cardiff creo peligro a balón parado con un lanzamiento de falta de Wittingham que fue cabeceado completamente solo por Morrison en el segundo palo, gran intervención de Darlow y horrible los defensas en esta acción. En el minuto 63 el Forest pudo meterse en el partido al marcar Assombalonga al aprovechar un rechace de Marshall a disparo de Antonio pero estaba en fuera de juego por poco y fue anulado. El tanto del Forest llegaría en los últimos minutos, buena jugada por banda de Antonio cuyo centro es rematado a la red por Assombalonga. Y en el descuento aún tuvo el Forest una oportunidad con un tiro de Antonio que detuvo sin muchas dificultades el guardameta local.

No hizo un mal partido el Forest hasta que se adelanto el Cardiff, luego los goles le pesaron mucho y a pesar de dominar la segunda parte le costó horrores generar peligro, y también lastima que el 2-1 llegará tan tarde, casi sin tiempo para buscar el empate.

Cardiff: Marshall, Brayford, Noone, Pilkington, Ecuele Manga, Ralls, Gunnarsson (Adeyemi 66), Morrison, Whittingham, Le Fondre, Macheda (Jones 62),
Subs not used: Moore, Maynard, John, Gabbidon 

Forest: Darlow, Hunt (Veldwijk 77), Mancienne, Wilson, Lichaj (Harding 46), Lansbury (Vaughan 57), Tesche, Antonio, Burke, Fryatt, Assombalonga
Subs not used: Blackstock, Lascelles, Osborn, De Vries 

Attendance: 21,263 Referee: Mike Jones

lunes, 6 de octubre de 2014

Al Forest hay que matarlo dos veces



El Nottingham Forest empató (2-2) con el Ipswich gracias a un gol de Michail Antonio en el último minuto de los cuatro que añadió el árbitro al partido de Championship que ambos jugaron en City Ground el domingo. La tenacidad y el orgullo del Forest rescataron un punto que parecía perdido después de que los visitantes se adelantasen por dos veces con sendos tantos de Daryl Murphy ante los que el Forest sólo pudo contestar con un gol de Robert Tesche hasta que llegó el dramático final.

Como a John McClane en La Jungla de Cristal, a este equipo de Stuart Pearce no hay que darlo nunca por muerto. Si se le quiere liquidar hace falta bastante más que un grupo de terroristas secuestrando un aeropuerto u once futbolistas con camiseta azul dirigidos por Mick McCarthy. Porque una cosa es segura, aunque reciban goles y se vean por detrás estos jugadores no paran de intentarlo hasta que el árbitro pita el final. Ya sea con una jugada personal de Paterson, como contra el Fulham, o con un saque de equina a la desesperada en el último minuto este domingo ante el Ipswich.

No fue, eso sí, la mejor tarde del Forest esta temporada. Ante un Ipswich muy bien organizado y que supo circular el balón con inteligencia, el Forest se atascó sobre todo en la primera parte. Le faltó frescura y claridad y acabó perdiéndose en balones largos a las bandas para intentar aprovechar la velocidad de Antonio. Lo curioso es que, por todo su buen juego, los visitantes no crearon mucho más peligro que el del gol de Murphy en una internada por la banda. Hasta tres defensas vestidos de rojo dejó atrás y remató con un disparo cruzado muy bien colocado.

 Algo similar ocurrió tras el descanso. Los locales dieron una mejor cara, sobre todo gracias a que Lansbury recuperó su nivel y a que Fryatt  causó muchos problemas arrancando desde la banda. Luke Chambers, que no había tenido problemas hasta entonces, pareció sufrir en exceso con las diagonales de Fryatt al espacio que abría Assombalonga. Aún así, fue de nuevo el Ipswich el que se adelantó con otro muy buen gol de Murphy, esta vez de cabeza.

Todo parecía destinado a la primera derrota del Forest esta temporada. Y quizás el Ipswich piense que había hecho suficiente para llevarse tres puntos, pero a este Forest hay que matarlo dos y hasta tres veces. Que se lo digan al Fulham. O al Bournemouth. O al Bolton…

Prácticamente en la última jugada del partido, un pase en largo acabó despejado a córner por la defensa del Ipswich. Dan Harding fue corriendo a por el balón para no perder tiempo y lo dejó en la esquina para Lansbury. El ex jugador del Arsenal tomó carrera y envió un centro por encima de la defensa al segundo palo. Por allí apareció de repente Michail Antonio, una vez más en el lugar preciso en el momento oportuno. El olfato de este jugador para colocarse en el área es fenomenal. Y la empanada del Ipswich, incapaz de cerrar el segundo palo en ambos goles del Forest, también. 

El empate fue posiblemente un resultado justo, aunque el partido tuvo muchos altibajos y pudo caer de cualquier lado. Es incluso irónico pensar que a pesar de no saber superar al Ipswich durante la mayor parte del encuentro, las mejores ocasiones fueron sin duda del Forest. Pero dadas las circunstancias en las que se consiguió el empate, el punto ha de ser positivo. El equipo se coloca así segundo en la clasificación y ahora tiene un par de semanas para reorganizarse y recuperar alguno de los jugadores lesionados a los que tanto ha echado de menos las últimas tres semanas.

jueves, 2 de octubre de 2014

Sin marcar, sin perder



Se nos esta poniendo cara de empate a cero, en Wigan se volvió a repetir el mismo resultado que en las dos últimas jornadas, no marcamos pero tampoco perdemos, por lo que se puede ver el vaso medio lleno o medio vacío.

El Forest en estas diez primeras jornadas ha cumplido a rajatabla la mítica media inglesa; cinco victorias y cinco empates. A ver si contra el Ipswich Town este sábado vuelven los goles al City Ground y también los triunfos. Los dos grandes estiletes ofensivos en este inicio de temporada como son Antonio y Assombalonga han bajado un tanto su espectacular rendimiento (algo lógico) y el equipo lo esta notando. Pero por el contrario el Forest se ha hecho más fuerte defensivamente, mantener tres partidos la puerta a cero no es fácil.

Destacar el buen partido de Wilson en la línea defensiva, parece estar cerca de su mejor versión después de las múltiples lesiones que ha tenido desde su regreso al Forest, y el efectivo trabajo de Tesche que ante la baja de Vaughan esta cumpliendo positivamente en su labor de medio centro defensivo.

Las principales novedades fue el retorno de Lichaj al lateral izquierdo por Fox, y la vuelta a una convocatoria de Fryatt que salió en la segunda parte, buena noticia para dar más opciones en ataque al equipo.

Esta vez si hubo ocasiones claras para los dos equipos aunque los atacantes tuvieron el punto de mira un poco desviado, el Forest empezó fuerte y Antonio tuvo una clara ocasión cuando remato alto un centro-chut de Lichaj, la posición era ideal pero el remate fue bastante forzado. Respondió el Wigan con una buena jugada de McClean que tras combinar con Delort, finalizó con un acrobático remate que se fue alto.

En la segunda mitad el propio McClean desperdició la mejor ocasión local, al rematar fuera por poco tras otra buena arrancada, por suerte para Darlow el balón le llego a su pierna mala. Mientras el Forest se pudo adelantar con un cabezazo alto de Antonio y con un tiro de Lansbury que se fue rozando el palo.

La Championship es tan loca que a pesar de no ganar le recortamos un punto al líder Norwich que perdió en casa con el Charlton, ahora hay triple empate en cabeza a 20 puntos entre Norwich, Forest que es segundo por solo un gol de diferencia y el Watford. Y en dos puntos hay hasta siete equipos, bonita temporada se nos presenta.

Forest: Darlow, Hunt, Mancienne (C), Wilson, Lichaj, Burke, Tesche, Osborn (Fryatt, 72'), Antonio, Lansbury, Assombalonga

Bookings: Lansbury 26', Mancienne 52', Hunt 84'

Subs not used: De Vries, Lascelles, Harding, Fox, Grant, Veldwijk

Wigan: Carson, Taylor, Ramis, McClean, Huws, McManaman (Maloney, 59'), Boyce (Barnett 46'), Cowie (Riera, 73'), Perch, Kvist, Delort

Bookings: Taylor, 88', Huws, 88'

Subs not used: Al Habsi, Tavernier, Forshaw, Fortune

Referee: Kevin Wright

Attendance: 14,078 (Away: 1,263)

lunes, 29 de septiembre de 2014

Adiós al liderato



Nuevo empate a cero del Forest ante el Brighton pero esta vez no pudo mantener el liderato que pasa a manos del Norwich, los canarios sacan un punto al Forest que es segundo.

No fue un buen partido del Forest, falto fluidez y profundidad, y las ocasiones claras de ambos equipos llegaron con cuentagotas. Lo más destacado fue la solidez defensiva mostrada por el equipo y ya son nueve partidos sin perder desde que arrancó la Championship.

Vaughan que iba a ser de la partida tuvo problemas en el calentamiento y no pudo jugar. Osborn fue quién acompaño a Tesche y Lansbury en la medular. La pareja de centrales Mancienne-Wilson se consolida, Hunt volvió al lateral derecho y Fox al izquierdo. Lichaj esta vez se quedo en el banquillo.

Como decía no genero mucho peligro el Forest durante el partido, la primera acción reseñable fue un disparo desde lejos de Tesche que reboto en un defensa y el balón describió una peligrosa parábola que despejo a corner Stockdale.

En la segunda parte Pearce busco arriesgar con unos cambios bastante ofensivos dando entrada a Paterson, Veldwijk y Grant, y a punto estuvo de tener éxito. El holandés Veldwijk no llego por poco a una falta botada por Fox, y ya en el descuento Mancienne no estuvo nada afortunado con un remate de cabeza a la salida de un corner. La mejor opción visitante la tuvo en sus botas Mackail-Smith pero su disparo algo esquinado se fue fuera por poco.

Esto no para y el martes toca visitar la cancha del Wigan que no ha comenzado demasiado bien la temporada. Veremos si tras los dos empates a cero consecutivos se confirma un bajón del juego del Forest, esperemos que no y podamos sacar un resultado positivo en Wigan.

Y ojala que en vez de un adiós al liderato sea solo un hasta luego.

Forest: Darlow, Hunt, Mancienne (c), Wilson, Fox, Burke, Osborn, Tesche (Paterson 61'), Antonio (Grant 88'), Lansbury (Veldwijk 77'), Assombalonga

Subs not used: De Vries, Lichaj, Lascelles

Bookings: Fox 40', Tesche 56'

Brighton: Stockdale, Bruno, Dunk, Greer, Bennett, Holla (Ince 64'), Forster-Caskey (Gardner 88'), Crofts, Mackail-Smith, Colunga (McCourt 87'), LuaLua

Subs not used: Walton, Hughes, Teixeira, O'Grady

Bookings: Bennett 52', Colunga 79', Ince 85'

Referee: Robert Madley

Attendance: 23,811 (912 away)

jueves, 25 de septiembre de 2014

Eliminados con la cabeza alta



No pudo el Nottingham Forest superar al Tottenham Hotspur en la 3ª ronda de la Capital One Cup, aunque con un equipo plagado de reservas incluso acaricio durante algunos minutos la posibilidad de la sorpresa.

Se esperaban rotaciones pero Pearce incluso hizo más de las previstas, además titulares indiscutibles como Mancienne, Lichaj, Lansbury, Burke, Antonio y Assombalonga ni siquiera viajaron a Londres. Y eso es uno de los peros que se le pueden poner, esta bien que diera prioridad a la liga pero quizás tener a un par de estos jugadores en el banquillo y darles entrada en el tramo final hubiera dado más opciones al Forest de pasar. Debutó el canterano Jorge Grant y no lo pudo hacer mejor con un gol en su estreno. En el tramo final también hizo su debut O. Burke, Blackstock volvió a jugar después de su grave lesión y se le noto que le falta ritmo.

Como era previsible el dominio correspondió a los Spurs, que también hizo muchos cambios respecto al equipo que había perdido con el WBA en la Premier, pero el Forest aguantó bien las acometidas locales hasta los minutos finales del partido donde se vino bastante abajo. La primera intervención de los porteros fue obra de De Vries que despejo un disparo de Vertonghen que había rebotado en un defensa, pero la mejor jugada de esa primera parte y ocasión más clara fue para el Forest, Osborn roba un balón en el centro del campo y emprende una galopada (con auto pase incluido) que finaliza con un zapatazo que se estrella en el larguero de Vorm, espectacular jugada. El Tottenham respondió con un disparo lejano de Townsend que se fue fuera por poco.

Ya en la segunda parte llegaron los goles; se adelanto el Forest tras un centro desde la línea de fondo de Veldwijk que McLaughlin deja pasar y Jorge Grant a placer no persona, saltaba la sorpresa en White Hart Lane. Unos diez minutos duro la alegría de la hinchada del Forest, muchos de ellos con el jersey verde en homenaje a Brian Clough. Mason con un gran disparo desde lejos batía a De Vries e igualaba la eliminatoria. A partir de allí el Tottenham se volcó y el Forest resistía como podía, Townsend estrellaba una falta en el larguero poco antes que un disparo suyo fuera desviado a la red por Soldado, minuto 83 y el sueño del Forest se desvanecía. Error de Lascelles a la hora de tirar la línea de fuera de juego, igual que en el tercer gol de Kane a pase de Lamela ya en el descuento. Y el propio Lamela casi consigue el cuarto con un tiro que se fue rozando el poste.

Buenas prestaciones de los menos habituales destacando sobre todo Osborn quizás el mejor del Forest, un Wilson que parece bastante recuperado, el goleador Grant y Veldwijk que hizo un buen trabajo en el juego aéreo y aguantando bien la pelota.

Este sábado vuelve la Championship con la visita del Brighton al City Ground y con los jugadores más habituales bastante descansados, ojala eso implique una nueva victoria del Forest.

Forest: De Vries, Fox, Wilson, Lascelles, Harding, McLaughlin, Vaughan (Tesche 46'), Grant (O.Burke 86'), Osborn, Paterson, Veldwijk (Blackstock, 73')

Subs not used: Darlow, Collins, Halford, Walker

Goal: Grant 61'

Tottenham: Vorm, Vertonghen, Lennon, Paulinho (Kane, 64'), Soldado (Lamela, 85'), Naughton, Townsend, Fazio, Stambouli (Mason, 64'), Davies, Bentaleb

Subs not used: Chiriches, Dier, Eriksen, Friedel

Goals: Mason 72', Soldado 83', Kane 90'

Referee: Andre Marriner

lunes, 22 de septiembre de 2014

Empate para seguir en cabeza


Los buenos equipos deben saber puntuar en los partidos grises, en esos que algunos denominarían como coñazos, donde casi no existen acciones brillantes y el buen fútbol brilla por su ausencia, pues eso hizo el Forest el sábado contra el Millwall, araño un empate a cero que gracias a los pinchazos de los perseguidores le mantiene en el liderato en la Championship. Porque no todos los días se marcan cinco goles, ni Assombalonga hace gol con los ojos cerrados, ni Antonio desborda como una gacela por la banda, hay días que un empate a cero sabe bien.

Además el equipo recupera la buena costumbre de dejar la puerta a cero, la solidez defensiva es algo fundamental para poder aspirar a grandes metas. El día del Fulham se hizo aguas en defensa pero este sábado el equipo aguanto bien las acometidas locales, destacando Darlow, un seguro como casi siempre, y especialmente Mancienne que se esta confirmando como un buen fichaje. Pearce confiaba en él, y el defensa no le esta dejando en mal lugar, que siga así. Por desgracia se produjo la lesión de Hunt que tuvo que ser sustituido por Fox, aunque no parece sea de gravedad.


En el once de Pearce destacaban sobre todo el retorno de Wilson y Vaughan después de sus lesiones, muy buena noticia recuperar lesionados con un calendario tan cargado como el que debe afrontar el Forest. Además parece que Fryatt, Reid y Hobbs podrían volver en las próximas semanas.

Ofensivamente el partido del Forest dejo bastante que desear, creo pocas ocasiones ante un rocoso Millwall, las mejores y casi únicas llegaron en la primera mitad, con un disparo de Antonio que se fue fuera por poco nada más comenzar el choque, el propio Antonio con un envenado centro-chut que casi sorprende a Forde y Assombalonga con un cabezazo que le salió algo centrado y flojo. Por el contrario el Millwall cuando de verdad creo peligro fue en la segunda mitad, y sobre todo a balón parado inquieto la meta del líder. Woolford con un disparo desde el pico del área pequeña que se le fue fuera por poco y el sueco Ranegie con remate casi a bocajarro que Darlow detuvo con el pie en el paradón de la tarde, tuvieron las mejores opciones locales.

Este miércoles hay encuentro de la Capital One Cup ante el Tottenham en White Hart Lane, uno de esos encuentros donde no hay nada que perder y sí mucho que ganar. Veremos que alineación decide Pearce, si opta por rotar a los habituales o saca el mejor once posible para intentar hacer la machada ante uno de los clásicos de la Premier.

Forest: Darlow, Hunt (Fox 45'), Mancienne, Wilson, Lichaj, Burke, Vaughan, Tesche (Paterson 75'), Antonio, Lansbury, Assombalonga

Subs not used: De Vries, Harding, Veldwijk, Lascelles, Osborn

Booking: Lansbury 51', Mancienne 56', Darlow 78'

Millwall: Forde, Edwards (Upson 7'), Dunne, Beevers, Malone, Abdou, Williams, Woolford, McDonald, Easter (Gueye 67'), Ranegie (Fuller 65')

Subs not used: King, Webster, Chaplow, Onyedinma

Booking: Beevers 54', Williams 86'

Referee: Graham Scott

Attendance: 12,038 (1,676 away)


jueves, 18 de septiembre de 2014

El milagro de los goles y los peces


El Nottingham Forest derrotó (5-3) al Fulham en el partido de Championship que ambos equipos disputaron en City Ground el miércoles. Los dos goles de Ross McCormack, más el conseguido por Hugo Rodallega para los visitantes no fueron suficiente para contrarrestar el triplete de Britt Assombalonga para el Forest, al que se unieron Michail Antonio y Jamie Paterson para redondear la victoria. Con esta victoria el Nottingham Forest recuperó el liderato de la segunda división inglesa, que había abandonado momentáneamente en favor del Norwich City. 

Más de uno se preguntará cómo un partido con tan poco fútbol acabó resultando tan dramático y cambiante. Como si de la travesía del desierto se tratase tras haber sufrido dos lesiones graves ante el Derby County el fin de semana, las huestes de Stuart Pearce presenciaron el milagro de los goles merced al empeño de Assombalonga y de Antonio, ambos sobresalientes una vez más.

Porque si por su errática defensa fuera, el Forest seguramente se hubiese convertido en el primer equipo con el dudoso honor de perder ante un Fulham que, Ross McCormack aparte, fue un desastre. Desde el portero, que debió dejarse el uniforme en Londres y salió con el pantalón del pijama al campo, hasta el entrenador. Nadie que no llevase el 44 a la espalda dio una a derechas en el Fulham. Un equipo perdido, desmotivado y que por momentos se alineó con cinco defensas en línea. La primera vez que he visto algo así en esta división.

Con tal panorama enfrente, y venciendo por dos goles a la media hora de partido es inexplicable que el Forest pasase tantos apuros. Pero la defensa se debió tomar el día libre y se conjuró para que Britt Assombalonga demostrase que, a pesar de costar menos de la mitad que McCormack, en realidad su fútbol vale el doble. El joven delantero marcó su primer triplete con el Forest, sí, pero su juego va mucho más allá. Aguanta el balón con maestría, corre a presionar, se ofrece…. Está en todas partes y es una auténtica pesadilla para los centrales.

Más o menos como Michail Antonio, al que no se le puede dejar un metro. De nuevo el extremo se convirtió en el mejor de su equipo. No sólo provocó la falta y el dudoso penalti que originaron los dos primeros goles del Forest, sino que suyo fue el tercer gol del equipo, el más importante del partido porque devolvía a los ‘reds’ al partido tras haber estado perdidos toda la segunda parte. Como los grandes delanteros, aunque no lo sea, Antonio bajó un balón que llegaba con nieve desde el cielo, se dio media vuelta y remató suave y colocado. Kiraly, con su pijama incluido, poco pudo hacer.

A pesar de la victoria y de su poderío de cara a gol, el Forest lleva ya un par de partidos dando síntomas de que le cuesta sacar el balón jugado. Sobre todo cuando el rival, como el Fulham en la segunda parte, presiona arriba la salida de los centrales. Tesche y Osborn no le dieron ninguna continuidad al juego y es de esperar que la recuperación de Reid, y quizás Vaughan, puedan ayudar en ese sentido. Quizás sea necesario que Lansbury juegue más retrasado, de organizador, y no de segundo punta como lo hizo ante el Fulham. Fryatt o incluso Patterson podrían entonces ocupar esa posición más ofensiva junto a Assombalonga.

De una manera o de otra, no todos los días se va a obrar el milagro de los goles y los peces. No siempre estará inspirado Assombalonga, ni Antonio se convertirá en Romario con su ‘cola de vaca’. Hay bastante que mejorar, pero mientras eso llega el equipo sigue sacando resultados. Los partidos entre semana suelen ser raros, y dice mucho del carácter de este Forest que consiguiese levarse la victoria en circunstancias difíciles. Ahora toca visitar al Millwall. Veremos si el león de Nottingham, Britt Assombalonga, consigue rugir en Londres.

lunes, 15 de septiembre de 2014

El Forest gana un punto pero pierde un capitán


El Nottingham Forest y el Derby County empataron (1-1) en el partido de Championship que disputaron el domingo en City Ground. Britt Assombalonga puso por delante al Forest a falta de veinte minutos del final, pero Shotton igualó tan sólo diez minutos después después. Con este resultado el Derby County retiene el trofeo Brian Clough, que se pone en juego cada vez que se enfrentan ambos equipos, y el Nottingham Forest continúa como líder de la segunda división del fútbol inglés.

El partido desde luego no será recordado desde luego por el buen juego y el fútbol, que no lo hubo. Quizás quede en la memoria por la emoción y la incertidumbre en el marcador. O por el número de veces que hubo que girar el cuello para seguir los pelotazos de uno y otro. Típico partido de rivalidad local, dirán algunos. Una oda al Patapum p’arriba, argumentarán otros. A fin de cuentas, posiblemente un justo empate tras una primera parte en la que el Forest presionó mucho, se hizo con el balón pero creó poco y una segunda en la que el Derby se estiró algo más pero creó aún menos. Patadas, eso sí, dieron a diestro y siniestro los carneros. Es aún un misterio que debería investigar Iker Jiménez cómo el capitán Keogh y el lateral Shotton (siempre superado por Antonio) no acompañaron en el vestuario antes de tiempo a Buxton, expulsado justamente por doble amarilla cuando el partido ya moría.

Entre tan poco fútbol y tanto drama, la verdadera noticia del día, por desgracia, la protagonizó la rodilla derecha de Chris Cohen, que volvió a romperse tras quedarse los tacos clavados en una carrera relativamente inocua del capitán del Forest. Cohen, que ya se ha roto dos veces el ligamento cruzado anterior de su rodilla, supo inmediatamente lo que tenía y se retiró en medio de un llanto incontenible. Unas lágrimas eran de impotencia más que de dolor. Fue en 2011, también ante el eterno rival, cuando Cohen empezó su vía crucis particular. Se recuperó de aquella, su primera rotura de ligamentos, y volvió más fuerte que nunca. Con Billy Davies en el banquillo estaba siendo uno de los mejores laterales zurdos de la liga, hasta que de nuevo una carrera sólo, un mal apoyo y un chasquido. “Enseguida lo supe, tenía muy claro qué se había roto porque ya me pasó antes”, dijo Cohen meses después cuando ya estaba casi recuperado. Y hoy de nuevo su cara y su desesperación deja entrever que, aunque aún tenga que someterse a unas pruebas de diagnóstico, el bravo capitán del Forest sabe perfectamente qué ha pasado dentro de su rodilla derecha.

El fútbol, que tantas alegrías y sinsabores nos da, puede ser a veces muy puñetero con sus profesionales. No será el primer caso de un jugador que debe retirarse debido a las lesiones, pero duele aún más en el caso de Cohen. Un futbolista ejemplar, todo coraje pero no exento de calidad. Había hecho del Forest su casa tras pasar por el West Ham y el Yeovil y quería ascender con Stuart Pearce a la Premier League. Un líder modesto, silencioso, siempre liderando con trabajo y con ejemplo. Una pérdida enorme para el Forest que ahora debe buscar un sustituto y demostrar si de verdad es fuerte mentalmente y tiene madera de ascenso.

La manera en que el equipo se sobrepuso a la pérdida de su capitán y a la de Andy Reid poco después da a entender que la plantilla tiene personalidad para aguantar. En un partido muy bronco nunca se le perdió la cara al rival y, aunque las ocasiones brillaron por su ausencia, el Forest no se vio superado por su rival.

La tarde, soleada y con buena temperatura en Nottingham, comenzó como un homenaje a Brian Clough en el décimo aniversario de su muerte. El entrenador que sacó del pozo al Derby County y convirtió en grande al Nottingham Forest fue recordado por las dos aficiones con una ovación de sesenta segundos en el minuto diez. Pero debería acabar con el reconocimiento a la figura, ahora perdida y en horas muy bajas, de Chris Cohen. ¡Va por ti, capitán!

lunes, 1 de septiembre de 2014

Sangre, sudor y Darlow


El Nottingham Forest derrotó (0-1) al Sheefield Wednesday en el encuentro de Championship que ambos disputaron en Hillsborough el sábado. Un gol de Henry Lansbury a falta de ocho minutos para el descanso y una defensa heroica en la segunda parte acompañada de buenas paradas de Karl Darlow le dieron la victoria a un Forest que se mostró más sólido y resolutivo que brillante.

No fue un partido fácil, ni una actuación del Forest que quedará para el recuerdo, pero sirvió para llevarse los tres puntos y mantenerse líder de la competición una semana más esperando que, tras el parón por los partidos de selecciones nacionales, visite City Ground el eterno rival, el Derby Country. No se sabe si aprovechando esta semana de descanso los hombres de Steve McLaren se concentrarán en Zamora para preparar el partido, pero pueden contar con que el ambiente que los recibirá en Nottingham estará cargado de ganas y de sensaciones positivas.

Y es que todo parece salirle rodado al Forest desde la llegada de Stuart Pearce a su banquillo. Por primera vez en los últimos dos años se respira un clima de unidad entre la afición, los jugadores, el dueño y el entrenador. Mucho se debe al liderazgo carismático, pero pausado y analítico, de Stuart Pearce. ‘Psycho’ ha conseguido hacer entender a los dueños del club que si quieren ascender a la Premier League, el mayor negocio futbolístico del planeta, necesitan una estructura tanto dentro como fuera del campo. En ello están, nombrando desde un director general a un jefe de ojeadores y, entre tanto, la plantilla ha encontrado un equilibrio y una solidaridad que les permite ganar partidos incluso jugando regular. Como en Bournemouth, o como en Sheffield.

Porque es muy posible que aún se esté preguntando el Wednesday cómo salió derrotado tras bombardear una y otra vez el área del Forest, sobre todo en la segunda parte. Y la respuesta quizás pueda resumirse en dos nombres, los de Mancienne y Karl Darlow, pero sería injusto no reseñar el esfuerzo colectivo. Por cada balón colgado del Wednesday aparecía una cabeza del Forest. A veces Mancienne, sí, pero otras Antonio o Assombalonga, a los que no se le cayeron los anillos ni mucho menos por ayudar a sus compañeros a mantener la victoria en el marcador. Por cada disparo desde la frontal, como los muchos que intentó el polifacético Nuhiu, aparecía un cuerpo vestido de rojo, ya fuese Hobbs o Reid o Cohen, tirándose a la desesperada para bloquear. 

Y cuando los esfuerzos defensivos colectivos no consiguieron su objetivo, allí apareció Karl Darlow. El ya portero del Newcastle despertó recelo con su fichaje. Algunos dudaban de si su cabeza estaría de verdad en Nottingham, o más en St. James’ Park. Tras ser elegido el mejor jugador del partido en Bournemouth y salvar al equipo en Sheffield con tres grandes paradas en los últimos diez minutos las dudas están despejadas. Será una pena ver marchar a Darlow cuando por fin se incorpore a la portería de los urracas, pero los seguidores del Forest deben sentirse tremendamente orgullosos de este producto de su cantera. A falta de pulir un poco su juego con los pies, Darlow tiene todo el potencial para ser un buen portero en la Premier League.

Si Darlow y Mancienne echaron el candado a su portería, en la parte opuesta del campo fue una vez más Michail Antonio quien causó más problemas a los rivales. Se enfrentaba el joven extremo a su ex equipo, pero no le pesó la responsabilidad lo más mínimo. Volvió a exhibir velocidad y potencia física y suyo fue el centro que cabeceó Henry Lansbury, llegando desde la segunda línea, para conseguir el tanto que, a la postre, dio la victoria al Nottingham Forest.

El gol vino durante el mejor momento de juego del Forest. Tras empezar un poco dubitativos, los hombres de Pearce subieron las líneas de presión y jugaron un fútbol directo y rápido casi siempre en terreno del Sheffield Wednesday. Hasta tres veces llamaron a la puerta con centros que no pudieron rematar Assombalonga, Lansbury y Burke. 

La segunda parte fue muy distinta y toco sufrir. El rival presionó y apretó la salida del balón de un Forest que recurrió demasiado al patadón. Pearce tuvo que dar entrada al alemán Tesche y el equipo mejoró un poco. Aunque sólo fueron unos minutos, se pudieron ver buenos destellos del ex jugador del Hamburgo. Sobre todo su habilidad para mantener el balón y así oxigenar el juego del equipo. Su entrada fue posiblemente crucial para que el Forest pudiese tomar un respiro y, así, luego aguantar el último envite del Sheffield Wednesday en los minutos finales.

Una victoria trabajada y sufrida, en definitiva, que mantiene al equipo líder pero deja claro que aún hay trabajo por hacer. Eso sí, uno va al trabajo mucho más contento siendo líder, no cabe duda.

miércoles, 27 de agosto de 2014

El Forest mantiene su solidez en la Capital One Cup


El Nottingham Forest logro la clasificación para la tercera ronda de la Capital One Cup al vencer por 0-2 al Huddersfield, victoria bastante trabajada en un choque que un gol afortunado ayudo a decantar.

Hasta siete cambios hizo Pearce respecto al del sábado ante el Reading, solo repitieron Darlow, Mancienne, Hunt y Antonio. Fueron los primeros minutos de la temporada para Lascelles y Lansbury que deben ser dos jugadores muy importantes en este Forest, supuso el debut del alemán Tesche que estuvo muy correcto en el medio centro, y el holandés Veldwijk se mostró activo en el ataque aunque algo negado en el remate.

La primera parte fue muy abierta y entretenida, los dos equipos dispusieron de claras ocasiones pero el marcador no se movería hasta el minuto 72 cuando Vaughan, de manera un tanto inexplicable, marcaba en propia meta con un cabezazo. El Forest sentenció diez minutos después con el tanto de Lansbury que no podía tener mejor  retorno a los rectángulos de juego.

Esta noche el Forest conocerá su rival en la 3ª ronda, desde el club se desea uno de los gordos de la Premier y en el City Ground, quién no podrá ser es el Manchester United que ayer sufrió una humillación histórica al perder 4-0 ante el Milton Keynes Dons.

Este sábado toca defender el liderato en Hillsborough ante el Sheffield Wednesday, que no conoce la derrota tampoco en estas cuatro jornadas y que ayer eliminó al Burnley en la League Cup.

Forest: Darlow, Lichaj, Mancienne, Lascelles, Hunt, Antonio (Burke 46'), Tesche, Osborn, Paterson (Fryatt 78’), Lansbury, Veldwijk (Assombalonga 66')

Subs: Durrant, Harding, Fox, McLaughlin

Goals: Vaughan (OG) 72', Lansbury 82'

Huddersfield: Murphy, Dixon, Lynch, Wallace, Smith (Holmes 73'), Ward, Butterfield, Coady, Hammill, Stead (Scannell 78'), Bunn (Vaughan 61')

Subs: Smithies, Sinnott, Crooks, Billing

Booking: Lynch 70'

Referee: Mark Brown

Attendance: 6,509 (1,554 away)