miércoles, 20 de abril de 2016

Punto a punto hacia la salvación

El Nottingham Forest ha cosechado sendos empates en su visita a Rotherham y contra el Blackburn en el City Ground, dos puntos sumados que mantienen la distancia de nueve puntos sobre el descenso a falta de tres jornadas, además dispone de una diferencia de goles de +18 respecto del Milton Keynes Dons, por lo que la permanencia salvo catástrofe de proporciones bíblicas está casi conseguida, pero no se puede asegurar que sea matemática. 

Eso no quita para que el final de temporada del Forest este siendo lamentable, en los últimos trece partidos, una victoria, tres empates y nueve derrotas, si dura más la temporada creo que nos vamos al pozo de cabeza.

Por primera vez en mucho tiempo el Forest repitió alineación en ambos partidos, formando con De Vries en la portería, Lichaj, Mills, Fox y Jokic en defensa, Tesche y Gardner formando el doble pivote, Lansbury jugando más adelantado, Mendes y Osborn en bandas, y en la punta de ataque el elegido fue Blackstock. Y el Forest volvió a mostrar su mayor carencia esta temporada, su falta galopante de gol, en los dos partidos generó bastantes ocasiones pero con la poca efectividad habitual y haciendo a los porteros rivales otra vez internacionales.

Contra el Roherham el partido acabó sin goles, destacar los más de 2.000 aficionados del Forest que acudieron al partido, y eso con lo mal que está el equipo. Fue un partido abierto con numerosas ocasiones para los dos equipos, para el Forest la mayoría las tuvo en sus botas Mendes, en la primera parte tuvo dos remates que se fueron fuera por poco, y en la segunda Lee Camp (ex del Forest) con dos grandes intervenciones, la más clara en el minuto 89, evitó el gol. Por parte local sus mejores oportunidades estuvieron en la cabeza de Wood en la segunda mitad, un cabezazo se estrelló en el larguero y el otro se fue rozando el larguero.

Ayer el Forest se adelantó pronto en el marcador gracias a Blackstock que tras un robo de Tesche se plantó delante de Steele y lo batió con un remate un tanto afortunado, a partir de entonces el portero visitante fue un muro insalvable. El Blackburn pudo empatar en un pase de la muerte de Graham que remató Akpan pero que De Vries desvió con los pies, la insistencia de los rovers tuvo su recompensa con el empate, buen servicio de Marshall que desvía ligeramente Mills y el balón le llega a Graham que marca ante la salida de De Vries. A partir de entonces comenzó el festival de Steele, antes del descanso ya le hizo una buena parada a un disparo de Lansbury y en la segunda mitad se volvieron encontrar los mismos protagonistas, hizo un paradón a un disparo de Lansbury que se colaba por la escuadra, otra gran intervención a otro tiro de Lansbury que desvió lo justo por encima del larguero, buena salida ante un disparo esquinado de Mendes y por último parada a un remate a bocajarro de Blackstock. Monologo de ocasiones del Forest pero sin premio.

En los últimos minutos llego la mejor noticia del partido, Assombalonga volvía a jugar con el Forest después de más de 14 meses, su presencia fue casi testimonial pero su vuelta es una de las mejores noticias para el Forest de los últimos meses, sin duda es el mejor fichaje para la próxima temporada y el mejor antídoto para la penuria goleadora de esta campaña.


Otra vez las gradas del City Ground mostraron mucho cemento, con menos de 16.500 espectadores, la peor entrada en Liga de la temporada y en muchos años, todos tenemos ganar que termine esta temporada para olvidar. El Forest buscará el punto que le falta para asegurar la permanencia matemáticamente este sábado en campo del Fulham, esperemos que con un poco más de puntería.