lunes, 28 de agosto de 2017

La telaraña del Leeds atrapa al Forest

El Leeds United derrotó al Nottingham Forest (0-2) en el partido de la quinta jornada de Championship que ambos disputaron en una soleada tarde de Agosto en City Ground. Un gol de Kemar Roofe mediada la primera parte y otro del macedonio Alioski en la recta final del encuentro fueron suficiente para que los visitantes se llevasen una justa victoria.

Y es que el Nottingham Forest, pletórico de moral tras eliminar al Newcastle en la Copa de la Liga, llegó con pocas fuerzas y aún menos ideas para enfrentarse al club que, como dijese Brian Clough, consigue sus victorias haciendo trampas. No le hizo falta esta vez, sin embargo, a los de Yorkshire usar sus habituales estratagemas subterráneas. El Leeds se plantó a orillas del Trent con un plan muy bien estudiado que ejecutó a la perfección. Con las líneas muy juntas y una defensa adelantada, los visitantes presionaron la salida del balón del Forest con vigor. Cuando tenían posesión del balón, atacaron acumulando hasta seis jugadores cerca del área local. El Leeds supo tejer una tela de araña perfecta, ganado el centro del campo con el trabajo de Pablo Hernández y O’Kane. Además, hizo mucho caño también por las bandas, especialmente por su derecha donde el macedonio Alioski fue un constante dolor de muelas para Armand Traoré.

Por raro que parezca, a este nuevo Forest de Mark Warburton se le echó de menos, quizás, un poco de ese antiguo Forest. Aquel equipo que sólo sabía sacar el balón con pelotazos de Matt Mills en largo ya casi no existe. Ahora quiere salir jugando, combinando y tratando bien el balón. Y es positivo, por supuesto. Este equipo tiene más calidad en sus botas que las plantillas de los últimos cinco años juntos. El Leeds lo sabía y le redujo los espacios hasta asfixiar la creación a pases al portero o en horizontal. Como si de un ejército de dementores se tratase, pues vestían de negro fúnebre, los visitantes fueron poco a poco absorbiendo la alegría y las ganas del Forest. Metódicamente, sin ninguna alegría, los nubarrones fueron cubriendo City Ground ante las fuerzas del club que no debe ser nombrado. No dejaban respirar a Osborn, Dowell y Bridcutt en la creación e impedían las subidas de los laterales, lo cual dejó a Barrie McKay primero y Ben Brereton después demasiado solos. El único que plantó batalla más seria fue el gigante Daryl Murphy. El irlandés está demostrando que es algo más que un poste de la luz o un menhir. Con los partidos se va entonando y le está dando mucha movilidad al ataque del Forest. Su distribución del juego es, además, bastante notable.

Pero no fue suficiente. Y es que el posiblemente un par de carreras a la espalda de los centrales, con algún pase en largo, hubiese obligado al Leeds a retrasarse y abrir espacios entre líneas, pero se vieron muy pocos intentos. El Forest resistió, se mantuvo en el partido hasta casi el final, pero tuvo muy poca energía y escasas ideas. Kemar Roofe adelantó a los visitantes, una vez más en una jugada a balón parado mal defendida por el Forest. De los ocho goles que ha encajado el equipo hasta la fecha, más de la mitad tienen su origen en saques de esquina o faltas laterales. Claramente le falta trabajo al equipo. Aun así, y dada la superioridad rival, el Forest no se vio atropellado. Cierto que el Forest fue peor. Pero hay que tener en cuenta que el Leeds es, sin duda, el mejor equipo que ha pasado esta temporada por Nottingham. Si consigue ser igual de disciplinado durante la temporada, estará a arriba sin lugar a dudas. Contra este rival, un Forest que viene de salvarse del descenso por diferencia de goles fue capaz, al menos, de resistir y competir un poco. Eso es ya una mejora. Ahora hay que seguir trabajando, quitarse los restos de telaraña que dejó el Leeds y afrontar el próximo partido con optimismo.

2 comentarios:

cityground dijo...

Agradecer una vez más a Borja por escribir en el blog, es un lujazo.

El Leeds ha hecho un proyecto muy serio y debería estar arriba. A nosotros se nos vieron algunas carencias, en la parcela defensiva hay que mejorar bastante.

Pero llegamos sextos al parón de selecciones , que lo hubiéramos firmado con los ojos cerrados hace un mes.

Xavi Lafarga dijo...

No vi el partido pero si lo segui la pemporada pasada, Samu Saiz es un jugadorazo, el leeds tiene ahi una perla y encima creo q sus caracteristicas son ideales para el futbol ingles