viernes, 26 de junio de 2009

Historias del Forest: El atraco de Bruselas (Copa de la Uefa 1983/84)

La mejor participación europea del Nottingham Forest excluyendo la de los triunfos en la Copa de Europa de 1979 y 1980 se produjo en la Copa de la Uefa de la temporada 1983/84 donde el equipo alcanzo las semifinales y solo la parcial y vergonzosa actuación del arbitro en el partido de vuelta le impidió acceder a una final que mereció en el terreno de juego, voy a repasar el camino del Forest en ese torneo:

En primera ronda al Forest le correspondió enfrentarse al Fc Worwärts Frankfurt de la RDA al que se impuso en los dos partidos, 2-0 con goles de Wallace y Hodge en Nottingham y 0-1 con gol de Bowyer en la vuelta, sin excesivos problemas superaba la primera ronda.

En segunda ronda el rival era bastante mas fuerte, el PSV Eindhoven se presentaba como un hueso bastante duro pero el Forest volvió a vencer en los dos encuentros, 1-2 en el Phillips Stadium con goles de Davenport y Walsh de penalti, y 1-0 en City Ground volviendo a marcar Davenport.

Los octavos de final depararon un apasionante duelo británico, el rival del Forest era el histórico Celtic de Glasgow, dos campeones de Europa frente a frente, en la ida el Forest no pudo pasar del empate a cero en City Ground pero en el mítico Celtic Park conseguía imponerse por 1-2 con goles de Walsh y Hodge.

En cuartos de final el Forest aparecía como claro favorito ante el Sturm Graz austriaco pero sufrió mucho para clasificarse, en el primer partido jugado en Nottingham el Forest se imponía por un solitario gol del defensa Hart, en Austria el Sturm Graz lograba igualar la eliminatoria y se tuvo que disputar una prorroga donde el gol de Walsh de penalti clasificaba al Forest a semifinales.

En semifinales esperaba el Anderlecht que en ese momento era uno de los principales clubs europeos y el actual campeón de la competición, el Forest hizo un gran partido en su estadio y se imponía por 2-0 con doblete de Hodge, un gran resultado que lo hacía favorito para acceder a la final. Pero en el partido de vuelta en Bruselas sucedió lo inimaginable, el Forest fue machacado por el arbitro español Guruceta que concedió un penalti inexistente al Anderlecht y anulo un gol legal al Forest, finalmente el Anderlecht remontaba con un 3-0 y rompía el sueño de alcanzar otra final europea. En 1997 se descubrió que el arbitro había sido comprado por el Anderlecht por unos 4 millones de pesetas como reconoció el propio presidente del club belga Constant Van den Stock, una historia lamentable y deleznable que ensucia la imagen de Guruceta fallecido en 1987 en accidente de circulación y que para muchos era uno de los mejores árbitros españoles de la historia, incluso Marca llama con su nombre al premio al mejor arbitro de la liga, manda huevos. Supongo que no ha sido el único partido comprado en competición europea pero en este caso se pudo demostrar. Al menos hubo un poco de justicia en la final y la Copa de la Uefa se la llevo el Tottenham Hotspur en los penaltis.

El Anderlecht fue sancionado por la Uefa con la prohibición de jugar en la temporada 1998/99 en competiciones europeas pero recurrió al TAS (Tribunal de arbitraje en el deporte) y le fue retirada la sanción por un “error de forma”, así que un hecho demostrado quedaba impune, ¡viva la justicia en el deporte!.

En ese Nottingham Forest dirigido por Brian Clough que concluyo tercero en la Liga inglesa solo quedaban Anderson, Bowyer y Birtless del equipo campeón de finales de los 70 pero había otros jugadores destacados como el portero holandés Van Breukelen, Hodge, Davenport o Walsh, un muy buen equipo que no tuvo el premio que por justicia merecía.

En este video se ve la jugada del penalti ante el Anderlecht (min. 1:10), simplemente vergonzoso, parece que le han pegado un tiro.

6 comentarios:

cityground dijo...

Uno de los 3 motivos principales por el que soy tan hincha del Forest es por la injusticia que sufrió contra el Anderlecht, uno de los hechos mas lamentables de la historia del fútbol europeo que quedo impune, los otros dos son mis vagos recuerdos de infancia de las Copas de Europa y que desde hace bastantes años este en categorías inferiores, y ya sabéis que los equipos históricos en horas bajas me pueden.

P.D.: No entiendo porque siempre se ha tapado tanto en España lo de la compra de Guruceta, si era un corrupto que mas dará que sea español, ¿no?, y no me vale porque esta muerto porque aquí a los muertos se les respeta lo justo.
Estuvo 14 temporadas recusado por el Barcelona cuando existía eso tan raro de recusar a un arbitro, no me extraña.

Martín dijo...

Si que es de verguenza, pero ya sabes, si el tour persigue a valverde es porque es español, y antes de eso a la Once, o a Kelme o...el Marca, si fuera minimamente coherente, deberia quitar ese nombre a ese trofeo, o cualquiera que lo reciba rechazarlo, ya esta bien de proteger a corruptos y sinverguenzas.

ulster scot dijo...

Pero ustedes han conocido algún belga bueno, eh, díganme, porque yo no tengo noticia...

cityground dijo...

Ulster, no seas malo que tengo un amigo belga por cierto del Anderlecht (vaya cruz), pero si es cierto que son un poco peculiares, ni ellos mismos se tragan entre valones y flamencos.

martín, tienes razón, no se porque coño me tiene que caer mal Hamilton, Federer, Amstrong, etc.. simplemente porque sean rivales de nuestros deportistas, en España muchas veces caemos en un victimismo absurdo.

roberto dijo...

Yo no recuerdo este partido del año 84, debido a que en aquella época no se televisava tanto fútbol como ahora y menos de equipos extranjeros, salvo que fueran finales continentales. Una vez vistas las imágenes del penalti que pita Guruceta y oidas las declaraciones del presidente del Anderletcht en 1997, parece muy difícil creer que no fuera cierto, ya que no encuentro ningún motivo para que el presidente del Anderlecht mintiera, no teniendo nada que ganar. Es triste que un árbitro como Guruceta haya tenido comportamientos tan lamentables como este, con independencia de que el perjudicado fuera el Forest.

cityground dijo...

Supongo que en su momento la cosa quedaría como un típico arbitraje de la Uefa muy casero, hasta el 97 no se descubrió el pastel y creo que es cierto porque la información salió del propio Anderlecht, y como dices no tenía nada que ganar.