lunes, 13 de febrero de 2012

Oportunidad perdida

El Nottingham Forest por fin rompió su sequía de 648 minutos sin marcar en casa gracias a un gol del mejor jugador del partido, Garath McLeary, pero aún así sólo consiguió un empate (1-1) en el partido que le enfrentó al Watford en The City Ground. Con el equipo a cinco puntos de la salvación, si bien con un partido menos, un empate en casa debe saber a poco, y más cuando se domina el partido y se crean ocasiones para marcar tres o cuatro goles. El Forest recibe ahora en Nottingham a rivales directos en la lucha por la salvación a los que debería ganar si quiere evitar el descenso. Tras el Watford, un equipo que expuso muy poco, llegarán a la orilla del Trent el Coventry, el Milwall y el Doncaster. De los resultados de estos tres partidos dependerán muchas de las posibilidades de salvación de los bicampeones de Europa.

Si el resultado fue más bien decepcionante, al menos los aficionados más optimistas del Forest pudieron salir del estadio con la impresión de que el juego ha mejorado. Tras los desastres contra el Southampton y el Burnley, la llegada de refuerzos al cierre del período de fichajes parece haber dado un poco de vida al equipo. Steve Cotterill decidió cambiar por complet su defensa, dando entrada a los recién llegados. Wootton, por la derecha, Higginbotham, en el centro, y Elokobi, en el lateral zurdo, acompañaron a Luke Chambers. Esto forzó el desplazamiento de Chris Gunter al interior derecho, una decisión que quizás le costó dos puntos a Cotterill.


El joven internacional Galés, por mucha voluntad que le ponga, no es interior y se notó. Sus centros al área no fueron siempre precisos, desperdiciando así un par de contras de equipo. Pero fue en el remate donde más falló. Gunter tuvo cuatro ocasiones claras, prácticamente todas llegando desde atrás, sin marca, al segundo palo. Una la dirigió al cuerpo de Loach, dos se fueron fuera y una, de volea tras una gran jugada de Harewood, se estrelló en el larguero. Un poco más de acierto y se podría haber llevado el balón firmado, como un cazador que se queda con la snitch tras haber resuelto un encuentro de quidditch entre dos casas rivales.


Pero posiblemente haya que juzgar con algo de clemencia a Gunter, porque a fin de cuentas estaba jugando fuera de su posición natural. Bastante hizo con desmarcarse y encontrar tantos huecos. Más condenables fueron los fallos de Miller, en la primera parte, y Findley, ya en el último minuto del partido. Los dos delanteros se encontraros con inmejorables balones en profundidad, pero el inglés mandó su remate directo al cuerpo de Loach, mientras que el estadounidense controló de manera horrible y no pudo siquiera rematar.


En conjunto, el Forest mejoró bastante, pero no supo hacerse justicia a sí mismo. Los nuevos cedidos le dieron más empaque al equipo. Higginbotham, que se mostró tranquilo y sobrado para esta categoría, consiguió mantener su defensa junta y adelantada. Wootton tuvo pocos problemas, mientras que Elokobi demostró que es difícil de sobrepasar, pero no un dechado de virtudes técnicas. Aún así, el defensa del Wolves demostró más de lo que su oronda figura puede sugerir. No es Maldini, desde luego, pero subió su banda por el carril interior con criterio varias veces y, de hecho, le dio la asistencia del gol a McLeary. El autor del gol, sin duda, fue el mejor del Forest.

El joven interior de Bromley tiene chispa, tiene esa estrella que distingue a los futbolistas especiales. A su velocidad le añade un descaro y una determinación para enfrentar a los defensas. Contra el Watford jugó a banda cambiada, lo que le permitió chutar con facilidad desde fuera del área, como en el gol. Junto a McLeary, hay que destacar al argelino Guedioura. Si su rendimiento se mantiene al mismo nivel, puede ser la mejor incorporación del Forest en los últimos dos o tres años. Guedioura tiene físico y fuerza, pero también mucha clase. Se ofrece constantemente y desarmó a la medular del Watford con combinaciones tanto en corto como en largo. Su incansable labor de zapa salvó al Forest cuando, pasado el minuto 75 del partido, el equipo se vino un poco abajo.


Pero más allá de las individualidades, quizás lo más importante es que el Forest por fin volvió a jugar como un equipo. Con una alineación mucho más física, el equipo parecía sentirse a gusto. No es excesivamente estético, pero quizás sea lo necesario para la guerra de 17 partidos que le quedan al Forest en una categoría que se distingue por ser muy dura físicamente. Con una columna vertebral más fuerte, el Forest aparece más blindado. Y curiosamente, aunque hubo balones largos, también se vieron algunas de las mejores combinaciones en muchas semanas. La clave, para mí, fue la mejor gestión del espacio. Con las líneas más juntas, los futbolistas se apoyaron más unos a otros, aunque aún hubo síntomas de no querer el balón en algunas ocasiones.


En resumen, un equipo más fuerte y con algo más de confianza dejó ver una ligera mejoría que podría dar algo de esperanza a los aficionados, pero enfrente tuvo un rival muy débil. Bien es cierto que el Burnley, por ejemplo, se mostró igualmente débil y borró al Forest. Es una mejora, por lo tanto, pero con una recompensa insuficiente: sólo un punto. El equipo debe agarrarse a esta nueva estabilidad y darlo todo en las próximas jornadas, porque el tiempo se acaba y la distancia con la salvación se mantiene. Una oportunidad perdida que habrá que recuperar en Middlesbrough.

4 comentarios:

cityground dijo...

Muy acertado el titular de BG en su crónica. Tras las derrotas de Coventry y Bristol, y el empate del Millwall, ganar al Watford nos hubiera acercado un poco más a la permanencia.

No me convence poner a Gunter de interior, cuando había muchas bajas era una opción valida pero con la plantilla actual que esta más compensada me parece un error.

Hay que seguir, quedan 17 finales, mañana contra el Middlesbrough hay que salir igual y tener un poco más de acierto.

Con los fichajes hemos mejorado pero si seguimos tan negados cara al gol poco se puede hacer.

Deivid dijo...

Bueno, al menos parece que el grifo de goles en contra lo vais a cerrar con los fichajes...esa es buena señal, los goles van a llegar, ya lo vereis.

Un saludo

BR10 dijo...

De verdad el forest jugó mejor que en los otros partidos y me parece que está mejorando , de verdad buen trabajo de los defensas , elokobi me sorprendió , tal vez no era el indicado para premier pero tal vez si para championship , lo único que falta es mejorar la delantera , que se está fallando muchos goles , de verdad si el forest quiere permanecer en championship debe mejorar su juego cada partido , y asi tal vez lleguemos a el play off , por que nunca se sabe que ocurrirá en el fútbol

cityground dijo...

Nueva derrota en Middlesbrough, 2-1 que nos deja penúltimos y en situación más critica si cabe.

Estoy perdiendo las esperanzas en la permanencia, si no ganamos al Coventry adiós.