lunes, 5 de agosto de 2013

Una sólida victoria para empezar el asalto a la Premier


El Nottingham Forest derrotó en City Ground al Huddersfield Town (1-0) en el primer partido de la temporada de Championsihip gracias con un gol de Henry Lansbury en la segunda parte. Posiblemente fue una victoria sin excesivo brillo, pero sí con mucha solidez y sin pasar apenas problemas. Con el equipo muy serio y, sobre todo, una línea defensiva que dio excelentes sensaciones, el Forest se limitó a controlar el juego y esperar su oportunidad. El equipo mejoró en algunos apartados con respecto a la temporada pasada, si bien también repitió defectos. En líneas generales, un partido bueno sin llegar a ser brillante y tres puntos. Objetivo cumplido en la apertura de la temporada, que tradicionalmente no se le dio bien al Forest en los últimos años.


Con ocho jugadores nuevos llegados a orillas del Trent, había dudas sobre la alineación de Billy Davies. El escocés decidió repetir el esquema que usó desde que llegó en enero, jugando con Guedioura por delante de los centrales, y una línea ofensiva compuesta por tres centrocampistas y dos delanteros. En la zaga debutaron Lichaj, como lateral derecho, y Jack Hobbs, en el centro acompañado por Collins. Y ambos fueron, sin duda, de lo mejor del Forest en el partido. Destacó sobre todo el lateral estadounidense porque tuvo que lidiar con Sean Scannel, uno de los pocos peligros que presentó el Huddersfield. Lichaj se mostró rápido, bien colocado y expeditivo en defensa. Además supo incorporarse al ataque con frecuencia y dejó ver un buen trato del balón. Notable más que alto para el americano. También debutó el escocés Jamie Mackie, un fichaje que garantiza ganas y trabajo. Empezó jugando en la banda izquierda, pero intercambió posiciones constantemente con Cox y Derbyshire en punta.


Y, por supuesto, mención especial merece el Falso 9 por antonomasia. El rey de los falsos 9, el superfalso 9. Derbyshire, máximo goleador del Forest en la pretemporada… Como buen Falso 9, Derbyshire se incrustó bien en la media punta, ofreciendo buenos desmarques a espalda de los centrales en velocidad. Él generó la mejor ocasión de la primera parte con un cambio de velocidad para recibir el pase de Reid, pero su disparo se marchó fuera. La apatía del pasado ha desaparecido y Derbyshire corrió presionó y se pegó como el que más. Casi más impresionante que su trabajo constante fue que, con escasamente 1,78 de estatura Deerbyshire ganó por alto casi todos los balones que le llegaros bombeados desde la defensa. Se pegó de lo lindo con Lynch, un viejo conocido en Nottingham que no es precisamente un blando. Y, quién lo hubiese dicho, Derbyshire salió casi siempre ganador. El mundo al revés. Claro, es el mundo de los Falsos 9.


En realidad fue una tarde plácida para el Forest. Controló el partido de principio a fin. Parece claro que Davies ha empezado la casa por los cimientos. Una defensa sólida y cómoda con el balón es una gran ventaja en esta división y, de momento, el Forest va por buen camino en ese sentido. Los fichajes han mejorado esta parte del juego. Hubo, sin embargo, momentos es que se repitieron alguno de los pecados del pasado. Sobre todo la falta de movilidad de los centrocampistas. Salvo Reid, pocos bajaron a ayudar a Guedioura para sacar el balón, por lo que el equipo al final acababa partido, con mucho espacio entre los cinco de atrás y los cuatro jugadores de ataque. El resultado, excesivos pelotazos a una línea frontal formada por los ‘gigantes’ Derbyshire, Mackie, Cox y Lansbury. No parece precisamente una receta de éxito, a pesar de los esfuerzos del gran Falso 9. Por eso cuando entró en juego Henderson y, además, Patterson le dio más movilidad a la medular, el Forest mejoró bastante y dio más sensación de peligro.


En todo caso, el Forest controló siempre el juego y se limitó a esperar el gol. Fue una actuación muy sólida y efectiva ante un Huddersfield que vino claramente a defender. A pesar del dominio, no hubo excesivas ocasiones. Tuvo que ser un desborde por la izquierda de Cohen, el capitán del equipo este año, lo que finalmente consiguiese abrir la lata. Cohen, con su habitual trabajo incansable, se incorporó desde la defensa, jugó una pared con Reid, y llegó a la línea de fondo para centrar al área pequeña. En poco tiempo se había recorrido todo el campo, pero tuvo aún la cabeza fría para escoger el pase correcto, dejándole el gol en bandeja a Lansbury.


En resumen, buenas sensaciones ante un rival que puso las cosas difíciles porque vino a defender, más que a atacar. Hay aún mucho trabajo, sobre todo en el ataque, pero estos primeros 90 minutos de la temporada indican, al menos, que este Forest va a ser un equipo serio y sólido atrás. Faltan los fichajes que aporten más dinamismo en el juego ofensivo. Comenzó la temporada; ya queda un partido menos para el ascenso.

3 comentarios:

Ricardo Carranza dijo...

buen inicio de temporada para el Forest, mucho optimismo para el resto de la temporada, ojala todo salga conforme a lo planeado, esperemos el siguiente partido siga mejorando el equipo, felicidades, bienvenida la temporada en el futbol ingles, se extrañaba.

cityground dijo...

Agradecer a BG (@forestlive) su retorno al blog.

Faltan cosas por pulir pero hay que ser optimistas de cara a esta temporada, el ascenso con equipos como Wigan o QPR va a estar muy caro pero se puede pelear por estar en la parte alta y luego quién sabe.

Pelayo Suarez dijo...

Buen inicio del Nottingham Forest si tiene una buena solidez defensiva puede hacer un buen año, quien sabe si puden luchar por el ascenso directo o por lo menos el Play-Off que el año pasado se le escapo.
Tambien te invito a que visites mi blog Kickandrushbritanico.blogspot.com.es