viernes, 17 de abril de 2015

Dougie Freedman renueva por dos años



Después de la derrota contra el Watford, Dougie Freedman anunció a la prensa que iba a renovar por dos temporadas con el Forest, y ayer el propietario Fawaz Al Hasawi hizo oficial el acuerdo. 

Cuando llegó en Febrero en primer lugar se dijo que había firmado hasta junio de 2016, pero después el propietario kuwaití señalo que el acuerdo era hasta final de temporada y si las dos partes estaban conformes no habría problema para ampliar el contrato, como así ha sido finalmente.

La llegada de Freedman supuso un revulsivo para un equipo que llevaba cuatro meses con unos resultados pésimos, en sus primeros seis partidos el balance fue de cinco victorias y un empate, logrando alejarse de cualquier posibilidad de descenso y acercándose al play-off. Luego los resultados han sido bastante peores, sumando solo un empate en los últimos cinco partidos, donde se han notado las bajas y la falta de objetivos en este final de campaña. Pero anteriormente se habían logrado meritorias victorias contra equipos que aspiran al ascenso como Bournemouth y Middlesbrough.

A pesar de estos últimos malos resultados, creo que la apuesta por Freedman es correcta, es un manager que ha trabajado anteriormente en situaciones similares a la que va afrontar en el Forest con el club sin poder pagar traspaso por fichajes y con salarios no muy elevados, que ha demostrado que apuesta por la cantera como en el caso de Walker y Oliver Burke, y sus declaraciones suelen ser bastante sensatas y lógicas. Parece tener las ideas claras de lo que necesita el club en esta etapa de vacas flacas en la parcela económica. 

Ya ha comentado que su deseo de cara a la próxima temporada es mantener a los jugadores más cotizados del equipo (Lansbury o Antonio), apostar por jugadores jóvenes de la cantera, recuperar a futbolistas importantes que han estado lesionados de gravedad como Cohen y Reid, y más adelante a Assombalonga, y fichar jugadores para las posiciones que considera necesita reforzar.

No tiene una papeleta sencilla de cara a la próxima temporada que deberá afrontar en inferioridad de condiciones que la mayoría de sus rivales. Pensar en ascender es un poco utópico a día de hoy, lo más sensato seria desarrollar un proyecto un poco a largo plazo, tener paciencia e intentar no pasar apuros, si luego suena la flauta y estamos en la zona alta pues mucho mejor.


Pero lo primero es acabar de la mejor manera posible la temporada en los tres partidos que restan; Blackburn, Ipswich y Cardiff. Además a Freedman le pueden servir estos encuentros para saber con que jugadores puede contar para el proyecto 2015/16 y seguir dando oportunidades a los jugadores jóvenes.