miércoles, 27 de enero de 2016

Sin goles y con poco publico



El Forest amplió su racha a treces partidos sin conocer la derrota, pero el empate a cero ante el Queens Park Rangers tiene un sabor un poco agridulce porque era una buena oportunidad para recortar puntos a los equipos que se encuentran en puestos de play-off.

Llama la atención la escasa asistencia al City Ground, los apenas 17.000 espectadores es la peor entrada en el estadio en partido liguero desde el ascenso en 2008 de League One. Y eso viniendo de una gran dinámica de resultados y de ganar en campo del líder, aunque el excesivo precio de los abonos y de las entradas tampoco ayuda. El club debe intentar recuperar la ilusión de la afición y que vuelva a llenar las gradas del City Ground.

Como es habitual cuando hay dos partidos tan seguidos Freedman hizo tres cambios en la parte ofensiva, entraron de titulares Mendes que está yendo a menos con el paso de la temporada, O’Grady voluntarioso pero escaso de recursos y Oliveira al que se le estaba dando muy bien marcar en casa, en el banquillo se quedaron Gardner al que Freedman va dosificando, Ward y Burke. Mancienne siguió como medio centro defensivo, Osborn retraso su posición a la de interior y Lichaj cumplió su partido cien como jugador del Forest.

En la primera mitad del encuentro ambos equipos dispusieron de ocasiones claras para estrenar el marcador, con dos lanzamientos a la madera del Forest y uno del QPR. El primer acercamiento peligroso fue del QPR con un disparo de Hoilett que De Vries desvió a córner. Después llegaron las tres ocasiones más claras del Forest en todo el encuentro, primero un cabezazo de Mancienne que Smithies desvió por encima del larguero, después con un tiro de Osborn que se estrelló en el poste y la última un gran disparo de Tesche que repelió el larguero. De Vries tuvo que volver a intervenir en un par de disparos de Hoilett y Philips, respondió Oliveira pero su tiro raso fue detenido con seguridad por Smithies, y casi al filo del descanso Faurlin lanzaba una falta que hacia lucirse a De Vries que con una gran estirada tocaba lo justo para que el balón se estrellara en el larguero y no entrara en su portería.

La segunda parte fue otra historia y las ocasiones brillaron por su ausencia, un disparo raso de O’Grady fue atajado por el cancerbero visitante, poco después Ward y Burke entraban en lugar de O’Grady y Mendes. Y el joven extremo escocés tuvo una buena ocasión tras una arrancada desde medio del campo pero en la conducción fue perdiendo ángulo de disparo y finalmente el tiro no tuvo excesivo peligro. En el tramo final Blackstock entró por Oliveira.

El Forest se queda a siete puntos del play-off pero con un partido más jugado que la mayoría de sus rivales, el descenso queda a quince. Tercer partido seguido que el Forest deja la puerta a cero, está funcionando el sistema defensivo y De Vries se está marcando una gran temporada.

Este sábado cambiamos de competición, toca la cuarta ronda de la FA Cup ante el Watford que es décimo en la Premier y está protagonizando una gran campaña con Quique Sánchez Flores en el banquillo y con los goles de Ighalo. Esperemos que el factor campo y el buen momento del equipo posibiliten la sorpresa.

Forest: De Vries, Lichaj, Hobbs, Mills (c), Jokic, Osborn, Mancienne, Tesche, Mendes (O.Burke 55'), O'Grady (Ward 55'), Oliveira (Blackstock 88')

Subs not used: Evtimov, Wilson, Cohen, Gardner

Booking: Mendes 34'

QPR: Smithies, Perch, Hall, Onuoha, Konchesky, Phillips (Chery 90'), Faurlin, Luongo, Hoilett (Washington 62'), Fer, Polter

Subs not used: Ingram, Angella, Henry, Tozser, Mackie

Bookings: Perch 71', Luongo 85'

Referee: Paul Tierney

Attendance: 17,030 (349 away)