miércoles, 19 de octubre de 2016

La ilusión dura apenas cuatro días

Poco ha durado la ilusión en el Forest tras vencer el pasado viernes al Birmingham por 3-1 y romper la racha de mes y medio sin victorias. Apenas cuatro días después y tras una nefasta primera mitad sucumbía en campo del Blackburn Rovers por 3-1, terrible el Forest fuera de casa donde solo suma dos puntos en siete partidos.

En la victoria del viernes ante un aguerrido Birmingham que no lo puso fácil, Montanier hizo algunos cambios en el once, destacando la presencia de Traore en el lateral izquierdo, Vaughan ocupó un lugar en el medio centro y fue uno de los más destacados dando equilibrio al equipo, Cayarol fue el extremo derecho y Bendtner fue el delantero aunque tuvo que ser sustituido en la segunda mitad por una lesión en el tobillo que lo tendrá entre 3 y 6 semanas de baja.

Se adelantó el Forest en la primera mitad al aprovechar Lichaj un centro de Bendtner, el lateral norteamericano lo hizo de cine con un control con el pecho y el posterior remate. El 2-0 fue obra de Vellios que se adelantó a los defensores en el primer palo a un centro de Lansbury, sigue el griego en buena racha goleadora. Con un cabezazo Jutkiewicz batía a Stojkovic y daba emoción el partido a falta de 20 minutos para el final, pero en el minuto 83 llegaba la sentencia en un contraataque que comenzó Pereira, cedió a Osborn que se saca un certero pase sobre el propio Pereira que bate a Legzdins. El equipo dejo sensaciones positivas y parecía que podía ser un punto de inflexión para mejorar puestos en la clasificación pero nada más lejos de la realidad.

Montanier con buen criterio en mi opinión mantuvo en Blackburn la base del equipo que había vencido al Birmingham y se dejo de tantas rotaciones, solo hubo dos cambios y uno era por lesión. Pereira fue titular en el lateral derecho, Lichaj paso al izquierdo y Traore fue suplente, mientras en la delantera Vellios sustituía al lesionado Bendtner. Otra gran novedad fue la convocatoria de Assombalonga después de su lesión y que tuvo minutos en la segunda parte, quizás lo único positivo del partido de ayer.

Todo se torció en una nefasta primera parte donde el Forest recibió los dos goles por medio del delantero Sam Gallagher que está cedido por el Southampton, y sufrió las lesiones de Vaughan y Carayol. Para rematar una noche negra, en el tramo final del partido sufrió la expulsión de Pereira por vio la segunda amarilla por una entrada que cortaba un contraataque y además Mills recibió su quinta amarilla, por lo que ambos se perderán el siguiente partido ante el Cardiff en el City Ground. En la segunda parte el Forest mejoró y dominó más pero en ningún momento dio sensación de poder lograr la remontada, el gol del honor llegó en el descuento al aprovechar Perquis un barullo en el área pero no dio tiempo para más.


El Forest volvió a ser el mejor antídoto para un rival muy necesitado, antes de esta jornada el Blackburn era penúltimo con nueve puntos y tras ganar ha salido del descenso. Tras la derrota el Forest es 16º con 15 puntos a cuatro del descenso y a cinco del play-off a expensas de los resultados de hoy. Pero tiene toda la pinta que esta temporada vamos a tener que mirar más la clasificación por la parte baja que por la alta, los problemas defensivos y la vulnerabilidad jugando de visitante no se terminan de solucionar.