miércoles, 28 de diciembre de 2016

Depresión navideña

Tras conseguir ante el Newcastle la tercera victoria consecutiva en un partido extrañísimo y que se puso muy de cara, jugando contra diez toda la segunda parte y fallando hasta dos penaltis, el Forest ha vuelto a caer en un agujero negro de juego y resultados.

Después llego la derrota contundente por 3-0 ante el Derby de esas que duelen a los aficionados, luego solo supo sumar un punto en casa ante dos rivales que podrían ser catalogados como asequibles como Preston y Wolverhampton, para cerrar en el Boxing Day con una nueva derrota por 2-1 ante el Huddersfield, donde siendo inferior al conjunto local el Forest se adelantó en la primera parte para caer en la segunda por sus propios errores.

Si los resultados han sido malos casi más preocupante fue el triste nivel mostrado por el Forest en estos cuatro partidos, mostrando una clara inferioridad ante Derby y Huddersfield, y protagonizando una primera parte ante el Preston y una segunda mitad ante el Wolverhampton que se podrían calificar de indignas.

Es cierto que las numerosas bajas no han ayudado nada, las lesiones de Lansbury, Assombalonga o las de los tres laterales izquierdos de la plantilla se han notado. Pero otros jugadores no están dando la talla, fichajes como Carayol,Traoré, Licá o Dumitru han aportando entre poco y nada, y quizás lo que más está molestando a la afición es la desidia que parecen mostrar algunos jugadores comparada con la ilusión que muestran los jóvenes jugadores de la cantera como Worrall, Cash y Osborn.

Tampoco Montanier está libre de culpa, sigue sin solucionar los problemas defensivos del Forest a pesar de cambiar de sistema, pasando a jugar con tres centrales y dos carrileros, siendo el segundo equipo más goleado de Championship solo superado por el colista Rotherham. Además ha apostado en los últimos partidos por Bendtner, en los que estaba Assombalonga lesionado, en vez de un Vellios que ha dado un mejor rendimiento esta temporada cuando ha sido titular.

El equipo necesita refuerzos en el mercado invernal pero puede haber problemas para hacer fichajes mientras no se cierre definitivamente la venta del club a los nuevos propietarios.

Esperemos que el 2017 sea bastante más favorable al Forest, antes toca cerrar el año visitando al Newcastle que nos tendrá ganas tras el polémico partido de principio de mes y tras perder su último partido en casa ante el Sheffield Wednesday.