lunes, 16 de enero de 2017

El empate en Birmingham no salva a Montanier

Este fin de semana llego a su fin la etapa de Philipe Montanier como manager del Forest, a pesar de sumar un punto en su visita a Birmingham y dejar la puerta a cero por segunda vez en toda la temporada, el técnico francés fue destituido de su cargo. Era una muerte anunciada y si no se había producido antes fue por las negociaciones para la venta del club al grupo americano, unas negociaciones que este pasado viernes quedaron rotas.

La última racha de ocho partidos sin ganar con solo dos empates y un nivel de juego cada vez peor ha sido definitiva. Atrás queda el ilusionante inicio de temporada con un juego alegre y divertido, que hacía que los partidos del Forest fueran frenéticos. Pero la venta de Oliver Burke al final del mercado de fichajes de verano fue el principio del fin. No se acertó con los sustitutos y a partir de allí los resultados empeoraron mucho. Entre noviembre y diciembre parecía que se producía un punto de inflexión en las que se lograron tres victorias consecutivas pero solo fue un espejismo. La caída del equipo estás últimas semanas era evidente y no parecía que con Montanier la dinámica fuera a cambiar.

Montanier no ha sabido dotar al equipo de una mínima solidez defensiva, se encajan muchos goles algo que al principio se subsanaba porque también se marcaban pero cuando se bajo la media goleadora, el equipo fue cayendo en la clasificación. Tampoco se entendieron muy bien las numerosas rotaciones que hacia en cada partido, sin lograr tener un equipo base sobre el que desarrollar un proyecto. Ha buscado con el cambio de sistema encontrar soluciones pero ni jugando con defensa de cinco el Forest mejoró defensivamente.

También es verdad que las numerosas lesiones no han ayudado, además trabajar en el Forest en las circunstancias actuales no debe ser nada sencillo cuando ningún entrenador parece que vale, hace mucho tiempo que ningún entrenador que comienza una temporada la acaba. Desde que está Fawaz en el Forest la inestabilidad y el desgobierno en el club es total.  

Entre las cosas positivas que ha dejado Montanier es su apuesta por los canteranos, jugadores como Worrall, Grant y sobre todo Cash se han asentado en el primer equipo y han jugado bastante. Además había caído muy bien a la grada desde su llegada, demostrando siempre ser un caballero. Una pena porque es un entrenador muy valido como ha demostrado anteriormente en la Real Sociedad o el Rennes.

La historia se repite, otro entrenador que cae en el Forest, son ocho en cuatro años desde que Fawaz llego al Forest. Cuando ninguno vale es que algo falla en el club. La situación es crítica con el Forest a solo tres puntos del descenso y con un divorcio total entre afición y propietario tras la ruptura de las negociaciones para la venta

Quedan apenas diez días para el cierre del mercado de fichajes, y el Forest necesita varios refuerzos para poder competir en la lucha por la permanencia que es el único objetico de aquí al final de temporada. Fichajes que no ha podido hacer antes porque no había presentado las cuentas auditadas a tiempo, así de desastroso es el funcionamiento del club.


Además debe buscar un nuevo manager, por el momento Gary Brazil se hace cargo del equipo de manera interina.