lunes, 13 de febrero de 2017

Naufragio en Carrow Road

Poco se puede comentar de un partido que a los 18 minutos está más que decidido, cuando el reloj de Carrow Road indicaba ese tiempo disputado del partido, el Forest ya perdía por 3-0 ante el Norwich. Al final el resultado fue de 5-1 y además hubo que lamentar una lesión muy grave y una expulsión.

Stephen Henderson tuvo que dejar el partido cuando el Forest perdía por 3-0 por una lesión en el tendón de Aquiles, y pinta a ser muy grave. En su lugar entró el debutante Jordan Smith que era el portero suplente al estar Sjojkovic lesionado, aunque encajó un par de goles no lo hizo mal. Y Lichaj fue expulsado en la segunda parte por doble amarilla, y se perderá el partido de mañana ante el Fulham, baja sensible porque es un fijo en el once titular.

Además de Smith también debutaron los dos cedidos por el Aston Villa, Tshibola fue titular en el centro del campo junto a Vaughan y McCormack entró en la segunda parte por Ward e hizo lo que mejor sabe hacer, marcar un gol.

El partido no tuvo historia, entre el minuto 10 al 18 los canarios hicieron sus tres primeros goles. El primero fue un golazo de Howson al empalmar de volea un balón que bajaba con nieve desde fuera del área, inapelable. En el 16 Murphy batía a Henderson en su salida, en este gol el portero pudo tapar algo mejor ya que no había mucho hueco y solo dos minutos después Hoolahan con un tiro lejano marcaba ante un adelantado Henderson. Después llegó la lesión del propio Henderson. El Forest solo creó peligro en esta primera mitad con un cabezazo de Fox que se fue fuera por poco.

A la hora de juego Prittchard hacia el 4-0 con un disparo ajustado al palo, en el 70 fue expulsado Lichaj y en el 75 llegaba el gol del honor del Forest, buena combinación entre Clough y McCormack, y el delantero escocés supera con clase la salida de Ruddy. Ya en el 89 Prittchard volvía a marcar con un gran disparo al que no pudo hacer nada Smith.

Tarde para olvidar en Norwich, donde el Forest volvió a ser un equipo terriblemente frágil y se mostró muy inferior a un rival que aspira a meterse en el play-off. Ahora mismo el Forest solo puede aspirar a lograr la permanencia, no hay para más. Al menos los resultados de los rivales acompañaron y se mantiene una distancia de siete puntos respecto al descenso.


Mañana toca visitar a otro de los candidatos al play-off, el Fulham.