lunes, 20 de febrero de 2017

Otra vez en serios problemas

La tercera derrota consecutiva sufrida este fin de semana por el Forest ante el Sheffield Wednesday por 1-2 ha vuelto a encender las alarmas. Tras las buenas sensaciones y buenos resultados en los primeros partidos de Brazil estas tres derrotas han vuelto a dejar al Forest cerca de la zona peligrosa, porque aunque la distancia al descenso es aún de seis puntos, esa ventaja es un poco ficticia porque hay que tener en cuenta que varios de los rivales tienen uno y hasta dos partidos menos.

No hizo un mal partido el Forest pero ante un potente rival como el Wednesday los errores se pagan muy caros. La presencia de Jordan Smith como titular en la portería por primera vez y la vuelta de Lichaj al lateral derecho tras sus sanción fueron las principales novedades. Brereton que fue nuevamente de los mejores y McCormack fueron la delantera elegida, siendo Assombalonga otra vez suplente. Llama la atención el poco peso que están teniendo lo nuevos fichajes, solo McCormack fue titular, Clough estuvo convocado pero no jugó y Tshibola, Teixeira y Ariyibi se quedaron fuera de la convocatoria. Muy extraño y no se entiende muy bien para que se ficharon si en algunos casos cuentan tan poco.

El Forest debió adelantarse en la primera mitad, Vaughan estrelló un disparo en el larguero, y McCormack desperdició un penalti que Westwood había cometido sobre Brereton, el mismo portero lo detuvo sacando una buena mano abajo. Y muy poco después, Abdi con una gran volea ponía por delante a los visitantes, en apenas unos minutos se había pasado del 1-0 al 0-1, eso fue un golpe duro para el Forest. En esa primera mitad Smith salvó al Forest con dos buenas salidas ante Rhodes y Forestieri, el joven portero a pesar de los dos goles completó una buena actuación.

Ya en la segunda parte Forestieri con una hábil maniobra dentro del área batía a Smith y dejaba el partido muy cuesta arriba para el Forest. Brazil dio entrada a Assombalonga y Carayol por Ward y McCormack buscando más chispa en ataque, y pronto llegó el 1-2 gracias a un robo de balón de Brereton que pasa a Osborn quién marcaba ante una maraña de contrarios. Quedaba media hora pero el Forest fue incapaz de crear excesivo peligro, solo destacar un cabezazo alto de Brereton y poco más.


El Forest sigue encajando demasiados goles, diez en estas tres derrotas y mantiene lesionados a Mancienne y Hobbs aunque parece que Mills estará disponible para el siguiente encuentro que será casi una final ante el Wigan que ocupa plaza de descenso. Sumar en la visita a los latics es fundamental para no seguir cayendo en el precipicio, una derrota pondría al equipo en una situación dramática.